Psst… quiero contarte un secreto. #secretosdemiduelo

secret

 

Te tengo un secreto. Y no es algo fácil de confesar, así que esto no se lo he contado a nadie.

He andado este camino por largo tiempo. No puedo decir que no he avanzado, solo que me he… digamos, transformado.

Es bastante obvio, al menos para mi, que después de que una persona sufre una perdida como la nuestra, va a sufrir una metamorfosis. Lo raro sería que permaneciéramos igual que antes, como si nada nos hubiera pasado, como si todo lo ocurrido no hubiera tocado las fibras más intimas de nuestras entrañas y nos las hubiera arrancado de tajo. Vivir, caminar, respirar se vuelve toda una proeza cuando uno lo hace con la mitad del corazón en el pecho y la otra allá a donde nuestros hijos se fueron.
Sí, he podido continuar con mi vida a pesar de todo. Y no, ya no soy quien solía ser.

No me he convertido en una mejor persona. Antes creo que todo lo contrario.
Ahora soy muy sensible al dolor de algunos, pero las cosas por las que se preocupa la mayoría de la gente me parecen tan irrelevantes. Me volví muy intolerante con ciertas situaciones y sería redundante enumerarlas porque creo que todo el que ha pasado por lo mismo sabe a que me refiero.

He aprendido tantas cosas en el camino… eso sí. Aprendí que la vida no es fácil y que nadie tiene la vida comprada; es más, que la vida puede acabarse incluso antes de empezar.  Y sobre todo, que a veces las cosas no tienen el final que esperas.

Debido a la traumática experiencia de la muerte de mi hija ( que no gracias a eso ) también he aprendido mucho acerca de la naturaleza humana. De mi propia naturaleza.

A algunas personas esta experiencia les hace madurar años, pero yo no me siento así. No sé si convertirse en quien soy ahora sea madurar o es simplemente amargarse.

Me he dado cuenta que soy una persona egoísta y envidiosa. Le tengo envidia a toda esa gente que sigue los pasos cronológicos correctamente: se embaraza, pasan unos meses de puro orgullo y felicidad por el futuro bebé, y al final, tienen un hijo perfecto y sano. Me da envidia que puedan anunciarlo al mundo tan pronto tienen el positivo en la mano, esperanzada e inocentemente porque al final, tendrán su final feliz.

Yo ya no puedo hacer eso. Antes no pude por otras circunstancias; pero después de enterarme que los bebés pueden morir incluso antes de nacer, no podré hacerlo jamás.
Yo antes creía que si pasabas el primer trimestre, estabas del otro lado. Antes era tan ingenua como para creer que si algo iba mal, pasaba como en las películas: te despiertas en medio de la noche con dolores y sangrado y eso indicaba ( siempre en los primeros 3 meses de embarazo ) que lo habías perdido. Pues luego en carne propia viví la experiencia que me desengañó: tu hijo se puede morir dentro de ti en cualquier momento del embarazo y puedes ni darte cuenta.
¡Cómo anhelo poder ser parte de todas aquellas personas que ignoran eso!

Me siento la más egoísta porque deseo con toda mi alma que mi hija esté conmigo, porque la amo pero sobre todo porque no quiero sentirme así. Muchas veces odio haberme hipersensibilizado tanto como para que un comentario tonto de alguien me arruine el día completo.

Veo a la gente tan feliz organizando baby showers cuando tienen apenas un par de meses de embarazo y me siento estafada. Van de compras cuando no han llegado ni al segundo trimestre y se llevan la tienda de bebés entera a su casa y sé que jamás guardarán todo sin estrenar. Su álbum de fotos vacío no irá a parar al fondo de un cajón. Esas cosa no le pasan a la mayoría de las personas.  Sé que no solo me pasó a mí, pero todavía hay veces que siento que sí.

Mirar familias que tienen más de un hijo terrenal me sorprende tanto… siento que yo nunca podré conseguir eso. Me dan una envidia enorme.

No son cosas que quiera sentir, pero que siento. No es algo que le pueda contar a nadie sin que me miren raro o me tachen de loca y de mala persona. No le deseo mal a nadie, pero la felicidad de otros pocas veces  me emociona.
He tratado de sublimar esta horrible experiencia buscandole un significado divino y poético; de dulcificar la muerte de mi hija, de imaginar que está jugando rodeada de otros ángeles. Es una imagen muy bonita, y en la que quiero creer, pero a veces cuesta muchísimo y no tengo modo de comprobar que eso es así.
Pero alivia el alma. Mirar al cielo y pensar que allá está mi hija, consuela un poco. Se que es contradictorio. Así es este camino.
Necesito decir que no soy una mala persona. Solo una madre a quien le fue arrancada la posibilidad de criar a su hija en este mundo y que debido a ello intenta reconstruirse y continuar. Se que no volveré a ser la antigua yo. Pero aún lo intento. Intento y por eso, no voy a contarle todo esto a quien no lo entienda.

No quiero ser juzgada, solo quiero ser comprendida. Pero se que eso será imposible a menos que quien lea esto haya pasado por lo mismo. Ojalá algún día eso cambie, pero tal vez nunca pase.

Este es mi secreto, y también es parte de este camino. ¿Quieres compartir el tuyo conmigo?

10 comentarios en “Psst… quiero contarte un secreto. #secretosdemiduelo

  1. Yo pase por esos sentimientos el primer año que se fue mi Lucas sin avisarme, con un embarazo de 8 meses, sin problemas …aunque ya era mamá de Sebastián esos sentimientos horribles de envidia salen a la luz y te sientes pésimo como persona. Ya serán 3 años de esta nueva y difícil vida y esos pensamientos que describes van desapareciendo a medida que el dolor se va transformando. Pensé que nunca podría salir de ese hoyo que me ahogaba y que me mató. Pero ya camino un poco más liviana con la esperanza que existe otro mundo en donde veré a mi Lucas de mi corazón.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Evelyn,
      Yo también tengo un hijo aquí conmigo, pero eso no evitó que sintiera lo que siento todavía respecto a otros bebés… pero me ayudó y me ayuda a seguir mi vida lo mejor que puedo. Desde luego todas las emociones negativas se van haciendo menos intensas que al principio, pero creo que nunca se van del todo. Y de que te sientes mal por sentir eso, pero claro. Pero saldremos adelante de a poquito.
      Un abrazo!

      Me gusta

  2. Querida Lisbeth, eres comprendida de muchas mamás, esto es seguro.
    Te entiendo muy bien. Sigo con estos sentimientos también, los que no quiero sentir, de envidia por ejemplo… De ver las mamás embarazadas felices… ya no es tan fuerte desde que nació mi hijo arcoiris, Samin, el 8 de diciembre del año pasado, pero sigo extrañando mi hija Yanua. En abril mi cuñada va a dar a luz (su otro hijo casi tiene la misma edad que Yanua) y su bebé es niña, quiero ser feliz por ellos, pero muy adentro me duele, y sé que va a doler más cuando nace… Y sé que mi esposo siente lo mismo.
    Y eso de los babyshowers… Había dos compañeras de trabajo que dieron a luz hace pocos meses, la una solo días antes de mi, a las dos las hicieron el babyshower, me preguntaron también, no pude aceptarlo. Antes de que nació mi hija, unas amigas habían planeado algo pequeño, justo el día que nació (a las 38 semanas), después me trajeron los regalos, ropa y pañales, que nunca llegamos a usar como Yanua pasó en cuidados intensivos la mayoría de su corta vida y que después volví a regalar… Recién una amiga se quedó embarazada y a las pocas semanas hicieron planes, escogieron nombres y todo, yo me pregunté como pudieron hacer esto que podría pasar todo, y al final perdió su bebé a los 5 semanas… Obviamente yo no le deseaba esto, y al final me di cuenta de que si es importante contarlo y vivirlo, si compartes la felicidad después también puedes compartir el dolor. Y ella ahora entiende mi dolor mucho más que antes!
    Cada dolor es individual, cada “transformación” diferente, pero no estás sola! Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Corinna,
      Claro que el recuerdo de tu angel siempre estará, aunque ahora tengas a tu arcoiris. A mi me pasa algo parecido a lo que cuentas, mi concuña acaba de tener una niña y eso me mandó hasta el fondo de nuevo… cosas que creía superadas regresaron de golpe, así que entiendo perfecto como te sientes. No es que uno quiera sentir eso, pero como hemos platicado aquí, por mucho tiempo que haya pasado desde la perdida, el duelo no es lineal.
      Muchas gracias por compartir y un abrazo también para ti.

      Me gusta

  3. Odio, escuchar las platicas de las mujeres contando las gracias de sus hijos, odio ver positivos en las redes sociales de nuevos embarazos,… pero lo se que es normal porque aun duele… no puedo ver bbs, no puedo sonreirle a una madre q me restriega en la cara q ella si lo logro y yo no… pero algun dia lo superaremos…. solo que ahora no estoy para eso…

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Ruth,
      Por supuesto que lo superaremos! Los sentimientos se transforman o si no, se suavizan con el tiempo; aunque hay algunos que quedan ahí y no puedes evitarlo… yo he aprendido que no es porque seamos malas personas, es una etapa del duelo y como todas ellas no tiene una fecha específica de caducidad, así que no hay que forzarnos si por el momento no podemos felicitar a alguien por su embarazo o ir a conocer al nuevo bebé de una amiga. Todo a su tiempo y cuando de veras estemos listas. Un abrazo muy grande!

      Me gusta

  4. Que loco!!! yo pensé que era la única que tenía esos sentimientos de envidia, odio y dolor ya han pasado 2 años 6 meses si bien estoy un poco mejor que antes mi dolor no a sanado y quizás no sanara por completo nunca, ya no soy la misma, soy hipersensible a todo, y siento que la gente que nos rodea es mala que creen que por que tu hijo no nació vivo no importa, tu dolor no vale, no tienen respeto cuantas veces me e tenido que tragar mis lagrimas y volver a sentir ese dolor que me desgarra porque simplemente no respetan tu dolor, que por que han pasado los años ya no te duele comentarios de los bebes que nacerán pronto y pareciera que te quisieran restregar en el rostro su felicidad, la poca empatia………..en fin hoy describiste tal cual lo que siento, un abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Pues sí Jazmin, es algo que muchos ( me atrevería a decir que todos ) sentimos en algún momento del duelo, solo que pocos se atreven a decir. Creo que hay que aceptar que es una etapa y que no hay que negarla sino asumirla, como todas las etapas. Un beso grande!

      Me gusta

  5. entiendo perfectamente lo de perder la inocencia, veo como anuncian sus positivos y me da envidia, ya una vez yo tuve esa inocencia y despues tuve que sufrir cada vez que alguien me preguntaba que habia pasado. He perdido dos embarazos de pocas semanas y no se lo deseo a nadie, fueron dos bebés pensados y planificados y cuando me entero que alguien se quedó embarazado por “accidente” me molesta mucho. Odio cuando veo en las noticias que hay unos padres maltratando, matando, violando o quemando a sus hijos, eso no lo tolero, me da una ira tremenda y me hago la pregunta que todas aqui nos hemos hecho, ¿porque esas personas son padres y nosotros no? pero así es la vida. La envidia de ver mujeres embarazadas la tuve durante un tiempo, ya no la siento. Ahora pienso que es una esperanza, que los bebés sigan viniendo al mundo es una maravilla, es algo tan difícil que solo las que hemos pasado por esto lo comprendemos. Es asombroso como las mujeres tienen la capacidad de dar vida y no la aprecian. Me encantaría saber porque mi cuerpo no ha podido hacerlo, porque no he podido sentir a mis bebés y darles vida.

    Le gusta a 1 persona

  6. Hola María José,
    Yo también creo que el poder dar vida es un milagro. Y siempre me pregunto por qué yo solo pude hacerlo una vez… me maravilla de hecho que mi hijo mayor esté aquí. Siempre he pensado que de volver a embarazarme sería muy cauta de andar anunciándolo a todo el mundo.
    Ojalá pronto puedas cumplir tu deseo de poder tener un hijo que se quede contigo… ojalá todas podamos. Un beso grande!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s