Lo que necesito

heart
El dolor nunca acaba de irse. Eso es un hecho. Cuando pasó suficiente tiempo y crees que estás muy bien, algo sucede que te tira al fondo de nuevo. Ya ha pasado mucho tiempo y tal parece que regresé a aquellos primeros días… Yo sabía que podía pasar, pero saber no lo hace más fácil.
Una vez me preguntó mi psicóloga que si yo creía que me habría dolido menos la muerte de mi hija si el sobrino de mi esposo ( con solo un par de meses de diferencia de edad que María ) hubiera muerto también en el vientre de su madre. Lo preguntaba porque yo insistía mucho en que la existencia de ese niño hacía más lenta mi recuperación.
Le contesté sinceramente que no lo creía. Que ese bebé también hubiera muerto no me iba a devolver a mi hija ni tampoco haría más llevadera mi pena.

Claro que sufrí por su cercanía, sufrí el hecho de que toda la familia se alegrara por su nacimiento y así ( según yo ) olvidaran más rápidamente a mi hija. Que fuera considerado por todos como el tercer nieto y sobrino, cuando ese lugar era ( es ) de mi hija.

Pero yo sabía, aunque al principio no podía ni acercarme a él, que nada de lo que había pasado era su culpa.

Y aquí estamos, 5 años y varios meses más tarde, y la historia se repite. La madre de ese niño está embarazada otra vez y esta vez al parecer será una niña. Que será llamada la única nieta entre solo nietos varones. Y ese lugar también era de mi hija en su momento.

Muchos pensarían que eso ya no me haría sentir mal. Que después de tanto tiempo, ya no sentiría nada de que naciera otro bebé en la familia. Pues la primer sorprendida fui yo cuando mi corazón desbocado y hecho trizas recibía la noticia de ese nuevo bebé.

No, no necesito que alguien más muera en la familia para sentirme mejor y por una vez, comprendida. Tampoco voy a esperar que dejen de haber nacimientos en la familia para que ya no me duela. Eso sería poco realista.
Lo que necesito es esto:

Quisiera que nadie esperara que lo felicite por el nuevo miembro que se está gestando. Lo siento, simplemente no lo puedo hacer aún. Tal vez no pueda nunca volver a hacerlo, no lo sé.
Quisiera que nadie se ofendiera conmigo por eso.

Y que las pláticas de embarazos y las invitaciones a Baby showers las dejaran a un lado conmigo porque no me siento con ganas de participar.

Ojalá la gente ( en especial la familia ) pudiera darle su lugar a mi hija aunque no esté físicamente. Que la nombraran siempre que contaran a los sobrinos y a los nietos. Que echaran en falta su presencia en las fiestas y reuniones. Que me lo hicieran saber.

Me gustaría que tuvieran presentes sus fechas especiales: el día que se fue, el día que debió haber nacido; el 15 de octubre ( día de la pérdida gestacional ), el día de muertos e incluso el día del niño. Y que el día de la madre, me feliciten por mis dos hijos.

Quisiera que no me dejaran sentirme sola. Que no me juzgaran por seguir trayendo a colación su memoria cada que puedo. Que no me juzguen porque aún hay veces que me siento tan triste por lo que pasó.

Que nadie meta a Dios en esta ecuación para intentar explicar lo que pasó. La verdad es que nunca habrá una explicación teológica que me consuele o que me convenza.

Y que entendieran que el duelo o el dolor por la muerte de mi hija no tiene fecha de caducidad. Que nunca habrá pasado “ suficiente tiempo para que me olvide “.  Que ella nunca dejará de ser mi hija y que yo siempre voy a amarla. Que aunque no conoció vida fuera de mi vientre no por eso la amé menos. Y no por ser pequeña  solo fue un feto que se perdió. Es mi hija que murió. Un ser humano completo.

Estoy segura, completamente, que todo esto no borraría todo lo que siento. Pero ayudaría mucho.

2 comentarios en “Lo que necesito

  1. Mejor no pudiste haberlo escrito…no importa el tiempo que pase siempre estarán presentes… Yo tampoco puedo felicitar a alguien por su embarazo simplemente no puedo, duele duele mucho

    Me gusta

  2. Me describes completamente… alguien me dijo que era egoísmo el no poder alegrarme por los embarazos de conocidos… Pero como explicar que duele… Duele saber los injusto que es… Que mi bebé debería estar aquí conmigo… Todo esto lo sufro en silencio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s