Irnos. ¿sin vos? #soysumadreaunquenoesté

Lunita, amor… tantas cosas.

Pensé que iba por un lado. Al final no.

O sí.

“Mi duelo ha ido cambiando” digo. Y es verdad. Lo que quiere decir es, mi maternidad va cambiando. Mi relación con Luna cambia. Cada cosa que vivimos nos cambia. Y ser tu mamá, también. No es lo mismo hoy que hace 3 años. En otro momento quiero hablar más de esto.

Pero hoy quiero hablar de lo que pasa, sin querer, sin anticiparlo, cuando nos vamos de vacaciones. Con cada cosa que meto en la maleta crece, prenda a prenda, mi nostalgia. Como si de alguna forma nos fuéramos todos y te dejáramos.

Me llevo un frasquito pequeño, con una luna en la etiqueta (venía así). Adentro, un poco de las cenizas que quedaron de tu cuerpo. No sé para qué. Y ni quiero imaginarme qué pasaría si alguien nos revisara las maletas.

Pero necesito llevarme algo. Porque al irnos, siento que te dejo.

Llevo un mini puñadito de las cenizas que quedaron porque no tengo qué llevarme. No me estoy dejando nada, porque no estás en un lugar. Estás tan cerca y tan lejos en casa como en todos los rincones del mundo que podamos visitar.

Pero irnos de casa siempre me acongoja. No sé si porque la vida continúa, y nos vamos de aventura. O porque lo desconocido trae congoja, y la congoja es falta. Y la falta, siempre, sos vos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s