El día de la madre de una madre deshijada #soysumadreau quenoesté

Mayo de 2014…

El calor en esa pieza de hospital en insoportable. Siento angustia, veo como la pieza se llena de globos, chocolates y regalos. Ellas, las “futuras mamás” (según quienes trabajan ahí), reciben entre sonrisas y gritos emocionados esos regalos. Lo ven como una ofrenda a la vida, esa vida que llevan en su vientre y que saben, estará junto a ellas el próximo año para celebrar también. Con mi cara volteada hacía la pared trato de esconder mi angustia. Si tan solo pudiera salir corriendo de ahí…

Estoy durmiendo, pero voces suaves y chillonas a la vez me despiertan. Con mis ojos entre abiertos veo globos y regalos para mí también. Detrás de esos regalos mi esposo, mi madre y mi hermana sonriendo. Acomodan los regalos donde pueden, pero les pido que se los lleven. “No hay suficiente espacio”, les digo. Termina el horario de visita. Rompo en llanto. Ni siquiera sé si el bebé que tranquilito descansa en mi vientre sobrevivirá. Ni siquiera sé si esta “futura mamá” se convertirá en mamá. ¡¿Por qué me trajeron entonces, estos regalos?!

Mayo de 2015…

Mi “primer día de la madre”. Mi primer día de la madre contigo y sintigo. Mayo… A un par de días de tu primer cumpleaños. Mi familia me saluda, me trae regalos, mi sobrino me entrega una rosa. Quiero salir corriendo. ¿Cómo celebrar este día, si quien me dio el título de madre ya no está?. Me duele el corazón, pero no quiero que nadie lo vea. Ellos lo ven, ellos saben. Pero evitan hacer comentarios. No quieren traerme aún mas dolor. Voy al parque, soy yo quien te lleva las flores a tí. Caigo de rodillas al suelo frente a ese trozo de mármol que lleva tu nombre en él… ¡Que vida mas injusta!

El Lunes siguiente al día de la madre, una alumna me lleva chocolates. Todos saben sobre mi hijo. Con lágrimas en sus ojos me dice que espera no ofenderme, pero que para ella yo soy la mejor madre que existe. Me abraza, ambas lloramos. En mi trabajo entregaron una tarjeta el día Viernes anterior, a cada una de las profesoras que es madre, menos a mí. Ese día Lunes al llegar al trabajo, hay una esperando por mí. Me piden disculpas, me dicen que fue un torpe descuido. Se me llena el corazón de amor. Soy madre, y no solo mi familia lo ve, los demás también.

Mayo de 2016…

Ya han pasado dos años. Pensé que dolería menos, pero el día de la madre aún trae consigo sentimientos encontrados. La noche anterior lloré con mucha angustia, porque aunque por fin me he empoderado de mi rol de madre aunque sea a distancia, me hacen falta esas manitos gorditas rodeando mi cuello. Ese día no solo estaba lejos mi hijo, también estaba lejos mi mamá, hospitalizada a una hora y media de mi ciudad en el mismo hospital donde mi hijo abrió sus alas. Quise ir a verla, quise viajar y estar con ella ese día, pero no pude. Me sentí la peor persona del mundo, egoísta y mala. Pero la voz de mi mamá por teléfono me tranquilizó… “no te preocupes hija, para mí ha sido difícil pasar este día en este lugar, y sé que para tí lo sería aún más”.

En la tarde vino mi familia, compartimos un rato juntos. Mi sobrino llegó a saludarme como el año anterior. Mucha gente me escribió en facebook, en whatsapp o me llamó por teléfono. Mis alumnos me enviaron lindos mensajes, llenos de amor. Creo que será inevitable sentir pena en el alma cada año, cuando esta fecha llegue. Pero poco a poco comienzo a vivirla con más tranquilidad. Porque tú hijo te has encargado de hacer eso posible, porque sé que tú has estado presente en cada saludo, en cada gesto. Porque sé que tus manitos gorditas si rodearon mi cuello ese día. (Y lo sé porque, llámenme loca, sentí un calor especial en mi cuello todo ese día)

Agradezco de todo corazón a todos los que validaron mi maternidad y me saludaron el pasado día de la madre 💗 . Gracias porque cada vez que me recuerdan como madre, recuerdan a mi hijo también, y eso es impagable. 

Mamá por siempre

Un comentario en “El día de la madre de una madre deshijada #soysumadreau quenoesté

  1. Dejame decirte que siento mucho la partida de tu bb, ahora es un angel al igual que mi pequeño matheo, y no estamos locas ellos se despiden… siempre he pensado que las madres que pasamos por esto no deberiamos de estar junto con las mamas que si pueden llevarse a sus bbes a casa en el mismo cuarto de un hospital, yo estuve a punto de volverme loca.

    Solo dejame decirte que te admiro y que eres una gran mami… Dios te bendiga

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s