La maternidad que aun no comprendo #soysumadreaunquenoesté

En días pasado mi hijo mayor cumplió 11 años, tengo once años siendo madre así que el que me reconozcan como tal no ha sido problema como para muchas madres que conozco a las que su primer bebé se les muere, ese primer grande amor. De hecho hace días escribía un post en mi blog personal sobre lo difícil que a veces es la maternidad con este preciosos hijo mayor mío, en una parte hago alusión a que saliendo del hospital se me olvido el instructivo que venia junto con él al nacer.

Hace tres años, casi cuatro, que soy madre de brazos vacíos y creo que  también olvide en el hospital el manual de sobrevivencia cuando ellos murieron y salí del hospital directo al panteón. ¿o no? La respuesta es NO…

No olvide ningún instructivo o manual, o guía practica para ser madre de vivos o ser madre de muertos, simplemente no existe y eso nos pone a todas en un grandisimo aprieto porque,  ¿como aprendes a ser mamá? y lo más difícil ¿como aprendes a ser mamá de brazos vacíos? ¿ mamá de hijos muertos?

Llegas a casa cesareada o recién parida, dolorida de cuerpo y alma a ser madre, pero a diferencia de cuando llegas con ese amor en tus brazos no hay abuelas o tías o amigas que estén ahí para ayudar por que francamente damos un pavor, damos miedo. Así que empezamos a caminar a como podemos en un mundo en el que el dolor de una leona herida le sobrepasa, buscando ayuda por donde podemos, haciendo nuestros propios medios para salir a flote. Construyendo nuestro propio manual para sobrevivir. Pero no hay que ser tan duros con los demás pues si nosotros no tenemos instructivo y no entendemos esta maternidad creo que ellos menos.

Al principio, debo confesar, necesitaba la re afirmación por parte de la sociedad, yo ya era mamá pero a ellos me los negaban, mi corazón pedía a gritos que alguien dijera su nombre y me los reconocieran como hijos, mis hijitos que murieron, mis pequeños que vivieron dos días y murieron. Necesitaba oír que era madre de cuatro y no de dos, que los contaran como yo lo hacía, como yo lo necesitaba.

Mis hijos y punto.

Hoy… creo que hoy mi corazón ya no necesita el continuo reconocimiento de los demás, aprendí a quienes les importan y a quienes nunca les van a importar. Quienes no los cuentan y quienes piensan que me falta un tornillo en la cabeza.

Pero aun así habiendo dado este gran paso creo que nunca dejara de doler así hayan pasado ya tres años, así pasen 7, 10 o 20 siempre habrá un pequeño pellizco de cuando en cuando en mi corazón por la ausencia de ese parecito que tanta falta me hace.

Esta maternidad que me toco vivir tan dispareja, esta que aun no comprendo, tan llena de alegrías y aun así con un tremendo hueco en forma de dos bebecitos pequeñitos. Mamá de besos babosos y palabras nuevas de Lucía, de entrenamientos de beis y de fut, de platicas serias y de pelis por las noches, pero también de visitas el panteón. Viviendo en el hermoso caos que es educar y moldear a pequeños seres humanos tratando de hacerlo lo mejor posible. Riendo, asombrándome y desesperando en el intento de ser la mejor mamá que puedo.Tan plena viendo crecer y convertirse en adultos a los vivos pero con la eterna añoranza de lo que hubiera sido de ese tremendo par que se me fue, ¿que hubiera sido de mi Joaquín y mi Víctor Manuel?

Víctor Manuel y Joaquín

Víctor Manuel y Joaquín

Si normalmente la maternidad es un baile entre la locura y la sanidad, tratando de mantener la calma y de no perder la individualidad por el hecho de ser mamá, puedo decir que la maternidad de brazos vacíos aparte de todo eso es no perder el derecho y el privilegio de ser también la mamá de los que ya no están, su mamá por siempre,  ser la orgullosa madre también de los que murieron, colgar sus fotos sin miedo, hablar de ellos, tratar de crear recuerdos nuevos, tener el gran reto de incluirlos en la foto familiar, de ser su madre aun que no estén...

 

 

 

 

 

 

3 comentarios en “La maternidad que aun no comprendo #soysumadreaunquenoesté

  1. Yo tambien despedi a mis dos angeles despues de un embarazo gemelar maravilloso hasta la semana 25. Facu y Santi. Ellos fueron mi debut en la maternidad. Y al 1ero que acune fue a Facu, a sus 29hs de nacido, lo acune muerto. A Santi pude acunarlo en vida, se fue en mis brazos a los 42 dias de vida.
    Hoy soy ademas mama de Joaquin de 4 meses. Tan diferentes formas de ser mama, pero hoy seria una mama distinta a la que soy si ellos no fueran mis hijos. No los perdi. Los gane. Coincido con tu manera de honrar sus cortas vidas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s