Hoy no quiero ser fuerte I Nuestras seguidoras comparten

Hace casi 8 meses que mi Danna se fue, casi 8 meses desde que mi nueva yo existe.

No sé  como empezar a escribir este sentimiento tan incomprendido. Si, incomprendido hasta por mí misma, no puedo recordar en que parte de mi vida te enseñan la lección de ‘’tener que ser fuerte para todo’’, como si ser fuerte fuera el mejor escudo para ser insensible. Bueno en ese concepto lo tenía yo, como todo en la vida hay golpes fuertes, el divorcio de mis papás, la lejanía de mi hermano, el cáncer de mi mama y para todo, lo único que escuchaba era ‘’hay que ser fuertes’’.

Pero hoy quiero llorar, quiero gritar, quiero maldecir. Hoy quiero estar cansada de la vida, hoy quiero dejar de ser fuerte, quiero dejar mis armas a un lado y poder tirarme al cielo para ser rescatada en los dulces brazos de mi hija.

Hoy me siento avergonzada, porque no sé si este papel ( ser mamá ) lo estoy cumpliendo bien, porque sé que desde la distancia mi Danna me observa y me preocupa lo que pueda pensar de mí.

¡Mi amor! Contigo en mi panza me sentía imparable, me sentía fuerte sin querer serlo, contigo en mi vida ¿qué más podía pedir? Y estoy en un sentimiento egoísta, no sé como explicarlo, porque sé que sigues aquí, que sigues conmigo. Pero no sabes las ganas que me dan de verte, de abrazarte, de hacer todo lo que una mamá normal  hace.

Ejercer la maternidad de este modo es algo que no tengo ni palabras para describir, es un tema que ni siquiera puedes ponerte a discutir en si esto está bien o si esto está mal, bueno eso es para mi punto de vista, porque soy yo quien lo está viviendo.

Tengo ganas de que alguien me dé un instructivo, de manera que ser fuerte no duela, y a la vez quiero darle un instructivo a los demás, para que no me hagan sentir tan incomprendida, a tal grado de no comprenderme a mí misma.

Estoy cansada de que le pongan límite de tiempo a mi duelo, porque soy yo quien lo vive en carne propia. Puedo avanzar tres pasos y después retroceder cinco. Sí, estoy llena de amor por mi Danna pero hoy, hoy es uno de esos días que la oscuridad se apodera de mí, que me siento tan hundida que no quiero hacer nada al respecto, sólo permitirme llorar y saber ¡QUÉ NO ESTA MAL!, que después de todo ese llanto retomaré las fuerzas para seguir en este camino, así es mi duelo y hoy, hoy no quiero ser fuerte…

Escrito por Brenda, mamá de Danna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s