Mis arcoiris se fueron

Tú llegaste casi sin buscarte, como un mar en calma en medio de la tormenta.
Tú ibas a ser mi arcoiris.
Tú ibas a devolverme esa felicidad tras la muerte de tu hermana Marta.

Mi arcoiris no llegó esta vez. Se fue en silencio sin hacer ruido. Y no un arcoiris sino dos. Mi segundo arcoiris jamás lo fue. Supimos que existía cuando su alma ya había volado.
Fue muy duro vivir la muerte de mis arcoiris. En ellos estaban puestas mis esperanzas de conseguir ese hermanito para mi hija mayor.
Todo cambió de forma abrupta. Esos corazoncitos parados, pararon mi vida. Pararon mis esperanzas de ser mami terrenal otra vez. Incluso pararon mi duelo por Marta que había avanzado un poquito.

Perder a Ona y Abril fue perder la confianza en mi capacidad de gestar un bebé a término.

Sí lo hice. Sólo yo sé que jamas confié en mi cuerpo. No me fiaba de él en absoluto. Me había fallado demasiado. En él habían muerto mis tres preciosas hijas y varias estrellitas. Y no, no puedo decir gracias a que ellas se fueron tengo a mi segundo arcoiris, porque podría tenerlas a todas. No me ayuda ese argumento. Lo único que ayuda es que me reconozcan que existieron. Que soy mami de 5 niñas y no de 2.

Hoy mis pequeñas Ona y Abril cumplen 4 años, allá donde esteis felicidades.cuatro-años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s