Tres años / de nuestras seguidoras

Tres años, tres años de extrañarte cada día…
Tres años, para muchos, tiempo de superar la pérdida…
Tres años, para los profesionales, tiempo límite para elaborar un duelo.

Esperé llegar a estos tres años, pensando que, capaz aquellos que hablan y opinan “del tiempo correcto”, tienen razón. O los profesionales que escriben, con palabras y “tiempos exactos” de cómo y cuánto es lo humanamente sano, el “proceso de un duelo”.Tres años, escuchando o leyendo cotidianamente las mismas frases como: “no lo llores más, dejalo ir, no lo dejas descansar, mejor ( ¿¿¿mejor???)  que pasó ahora y no de más grande, Dios necesitaba un ángel, por algo Dios lo llevó, pensá (como si no lo hiciera) en los hijos que te quedan, si vos estás triste no dejás que él se vaya…” y podría seguir con la lista de estas lindas palabras consoladoras… que no sirven. Porque estas frases lo que producen, es que la persona que necesita descargar, compartir un poco su dolor, lo que siente, algunos recuerdos que van apareciendo ( porque nuestra mente bloquea varios momentos vividos ), la necesidad de algunas preguntas, de llorar y de reír también por algo vivido con ese ser… lo que generan esas frases es callar a la persona, produce el efecto contrario. La persona se queda con todo adentro suyo, no se ayuda así.

Tres años y el “tiempo de…” no hizo su efecto. Capáz lo haga en el duelo por otra pérdida. Pero de un hijo, NO.
Para una mamá, NO HAY TIEMPOS. Hay AMOR DE MADRE.
Y así pasen mil años, siempre siempre va a doler…

Tres años.
Tres años de extrañarte todos los días. Tres años llevandote conmigo siempre. Sos parte de mi ser…
Tres años de besos de “buenas noches, que duermas lindo o buenos días” sean en una fotografía.
Tres años de preguntas de tus hermanos.
Tres años donde ellos también te extrañan.
Tres años de sentirte en lo más profundo del alma.
Tres años donde seguimos aprendiendo como familia a vivir nuestra realidad.
Tres años donde el amor fue muchísimo más fuerte que el dolor.
Tres años donde podemos asegurar que para el amor, no hay límites, no hay fronteras, no hay nada absolutamente nada que lo detenga.
Tres años viviendo con tu luz.
Tres años extrañandote con la vida entera.

 

Siempre serás nuestro tesoro…

¡¡¡Tres años amandote con el alma!!!

¡Siempre!

Miles de besos al cielo Benja de mi vida…

Escrito por Myrna mami de Benja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s