Ninguna certeza

baby rainbow

 

 

Un día cualquiera, sales a la calle y ves a las familias felices con más de un hijo por todas partes. Los embarazos de tu primas, tu hermanas, de tus amigas y conocidas son anunciados a cada rato y progresan sin problema alguno y tú sabes ( porque lo sabes ) que estarán bien, que llegarán a termino y podrán llevar a su bebé a casa después del hospital, y luego podrán ponerle la ropita que fueron comprando a lo largo de todo el embarazo con tanta ilusión; los juguetes que todo mundo les regaló en aquel baby shower perfecto sí podrán ser usados y que podrán publicar en todas las redes sociales posibles las miles de fotos que les toman a diario a sus retoños para tener al tanto al mundo de todos sus logros desde el primer día de su vida fuera del vientre de su madre. O antes, incluso, como el ultrasonido donde supieron que era niña o niño.

¿Por qué entonces si sabes eso de los embarazos ajenos, no puedes evitar pensar que el tuyo sería una desgracia en potencia ?

Porque la vida y la mala suerte o el destino o ” los designios de dios ” decidieron joderte la inocencia. Entonces no tienes las fuerzas ni siquiera para intentarlo, porque según te dice tu corazón, no podrías enfrentarte de nuevo a la muerte y reconstruirte una vez más, como la primera vez. El miedo es algo palpable y no podrías soportar otro triste final.

Estoy bastante segura de que no soy a la única que le sucede. En mi fuero interno siento que vivir la maternidad de otro hijo vivo es algo que me hace falta, que es un pendiente que tengo, que la vida me lo debe. Pienso en mi hijo mayor y siento tristeza de pensar en las cosas que se ha perdido: la complicidad que solo se da entre hermanos, los recuerdos compartidos de los juegos y la infancia, las travesuras y las lealtades. Incluso se ha perdido las peleas y la parte odiosa de tener que compartirlo todo con alguien más.

Pero también siento que no estoy lista aún para intentárlo. Que quizá nunca lo esté. No creo poder soportar 9 meses completos de constantes angustias e incertidumbre. Porque no hay garantías de nada. Porque si yo pudiera estar segura de que al final todo saldría bien, podría soportar de buena gana cualquier cosa que se presentara. Pero lamentablemente no es así.

Muchas veces pienso en el increíble milagro que es tener a mi hijo mayor aquí conmigo. Qué él representa, en efecto, un milagro de vida, un regalo increíble. Que es puro amor y perfección y me maravillo de que él haya podido nacer bien, sano y se haya quedado en este mundo. Qué tal vez debería conformarme con él y olvidarme de otro hijo terrenal. Que a pesar de haber sufrido una gran pérdida, soy tan afortunada por tenerlo en mi vida, en este plano y disfrutar de esa maternidad cuando hay tantas familias que no tienen eso.

Pero a veces también me rebelo contra esa idea. Yo debería poder elegir, sin miedos, tener otros hijos además de él. Veo a los hijos de mis faliliares y amigos con sus hermanitos y se me encoge el corazón.
¿Pero por qué todo tiene que ser tan complicado para mí, para nosotros, para los que hemos perdido la inocencia? ¿Por qué hay otros a los que se les da la oportunidad de tener tantos hijos como quieran tener y para ellos es tan fácil y muchas veces no lo aprecian ?

Estoy cansada de pasar de largo por los pasillos de ropa e implementos de bebés en el supermercado, porque aún después de 6 años, me sigue doliendo ver esas cosas; estoy harta de fingir que no me da envidia cuando oigo las historias de partos felices de alguien más. No sé si eso terminará alguna vez, si terminará si yo tuviera otro bebé. Esa garantía no la tengo tampoco. Ni siquiera eso sé.

Y cuando un día cualquiera pienso que sería muy fácil, que solo debería hacerlo y ya, mi mente traicionera piensa: Si dios no estuvo conmigo antes, ¿por qué habría de estarlo en un nuevo intento?

Sé que nunca estaré más lista que ahora para embarcarme en la aventura de buscar el arcoíris  y no me siento lista en absoluto. Una amiga me decía que los miedos siempre estarán, sea ahora o sea dentro de muchos años. Y ella sabe de lo que habla, ya que después de un embarazo angustioso y complicado tiene por fin a su hermosa arcoíris con ella. ( Gracias Fer, me pusiste a pensar ).

Pero al fin y al cabo merezco mi final feliz, ¿no?
¿Qué hay que hacer para merecerlo ? ¿Por qué otros sí lo merecen y yo no?
¿Por qué me arrebataron mi futuro ?

Hay tantas preguntas que no tienen una respuesta. No sé cómo va a continuar esta historia. Tal vez el miedo siempre supere a las ganas que tengo de volver a ser madre. O tal vez no. Tal vez no deseo hacerlo o dejarlo de hacer por darle gusto a alguien más. Al final, esa será mi elección. Aún no sé cuál será el resultado de esa elección. Solo espero no arrepentirme más adelante, sea cual está sea. Solo espero no equivocarme.

6 comentarios en “Ninguna certeza

  1. Bendiciones, lindas palabras. Me pasa lo mismo con los miedos y el deseo de internar otros embarazos. Mi primer embarazo fue feliz pero mi hijo abrió sus alas a los 10 meses, luego intente quedar nuevamente con mucho miedo pero también esperanza y a la semana 12 me tuvieron que realizar un legrado por aborto involuntario. Y ahora estamos en ese dimela … Deseamos ser padres, aveces me siento con tantas fuerzas y energía de vover a internarlo pero hay otros momentos de miles de temores, me gustaría tener la inocencia que tuve en el primer embarazo.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Dios!!’me siento identificada en cada frase, cada palabra, cada coma, cada punto!
    Yo volví a intentarlo dos veces, y fracase en las dos.
    Última con tratamiento de fertilidad … una pesadilla.
    Gracias x estas palabras que me hacen sentir tan acompañada, me hacen sentir que después de todo no estoy tan sola. Gracias ❤️

    Le gusta a 1 persona

  3. Tengo. Un jijo de 15 años y cuando tenia un año. U medio quede embarazada el esperaba su hermanito con tantaa ancias pero por vodas de la vida sufri una emotragia y me tubieron que hacer un legrado no queria saber nada de otro hijo tenia miedo de pasar por lo mismo y de iluvionar a mi bebe con un hermanito y como devirle que otra vez no vendria pero al año. Siguiente en un vontrol de rutina me rntere que rstaba embarazada. De mellis senti mucho miedo y no queria devirle a nadie. Pero a los tred meses. Es dificol ocultar in embarazo multiple hoy toenen 12 años graviaa a dios salio todo bien solo hay que tener fe Dios nunca te abandona el sabe lo que hace yo siempre pwnse que si mi bebe se fue al vielo es por que hacian falta angeles y el gue un elegido para cuidarnos la estrella que cuando miro al cielo mas me atrae es. Mi bebe que me saluda y me dice estoy bien aca cuidandolos y esperando nuestro encuentro mas adelante

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola Lisbeth,
    yo me identifico con mucho de lo que escribes, con la diferencia que tengo mi arcoiris que ya tiene 11 meses. Fue más rápido (pero ya cumplí 40 ayer). Tengo mi hijo mayor de 7 años y hace una semana mi hija hubiera cumplido 3… Sigue siendo difícil, sobre todo estas fechas del cumpleaños y día de la muerte, pero ya no es tan difícil soportar los embarazos y partos de otras personas, o ver los hijos de amigos y familiares con sus hermanos y hermanas… Aún si hay estos momentos todavía, tenemos algunos amigos con 3 o 4 hijos de las edades de nuestros hijos, y cuando nos fuimos de viaje recién con dos de estas familias, mi hijo mayor dijo “falta otra silla para la Yanua (su hermana)”…. Al otro lado, está muy feliz de tener a su hermano menor que nos tiene tan ocupados que no hay tanto tiempo para el dolor como antes.
    Peor la decisión de intentarlo otra vez no fue fácil por nada. Hubo muchísimos miedos (mi hija tuvo una malformación de corazón grave y una anomalía de la sangre que podría haber sido genética, pero nadie sabia), estuvimos pensando adoptar, una idea que tuvimos desde antes, pero eso igual es difícil en una situación así… Al final decidimos confiar en los caminos de la vida, y el embarazo estuvo bien, aunque con muchos miedos… Solo al final casi perdí los nervios, ya pasado la fecha prevista para el parto, y con una cita para inducirlo unos 4 días después, ya me desperté la mañana llorando y con tanto miedo que decidí ir este rato a inducir el parto, al final fue lo mejor porque ya bajaron los latidos de corazón con los contracciones, y nació super rápido y sano mi hijo. Claro, este fue un final feliz, y no sé que hubiera hecho si hubiera pasado otra vez… sobre todo como hubiera sido para mi otro hijo….
    Es verdad, no hay certeza para nada (con nuestros hijos más grandes tampoco…) y con eso tenemos que vivir.
    Escucha tu corazón!!!
    Un abrazo grande y mucha suerte con todo lo que decides!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Hola linda noche!
    En verdad que es tan complicado mantener la calma en un nuevo embarazo, soy de la idea que verdaderamente tras vivir una pérdida la inocencia se aniquila.
    Hoy en día tenemos un rayito de luz en nuestro vientre con 17 semanas, han sido momentos de calma, de miedo, de silencios, aún no lo hacemos muy público por todo lo que uno y vivió con la experiencia anterior… y justo cuando comienzas a vencer esos miedos aparecen novedades que desconciertan.
    Ayer en el ultrasonido se le detectó una arritmia, de esas que denominan transitorias y aunque sabemos que se pueden hacer muchas más y mejores cosas… los miedos regresan…. creo que es inevitable.
    Hoy le pido al cielo, a su hermanito mayor (quien hace 3 años y medio voló al cielito) que nos des luz, salud, calma y muchas bendiciones.

    Les enviamos un beso al alma y al cielo sonrisas y suspiros… y aquí en la tierra fe y confianza, de esas que mucho hoy pedimos más que nunca.

    Le gusta a 1 persona

  6. Me pasaba lo mismo, y literal uno siente que merece su final feliz y tiene tanto miedo. me anime y me toco pasar situación díficil porque mi niña nacío con neumonia pero al final. Valio la pena. Dios nos da el final feliz. animo todo estará bien.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s