Confesiones de maternidad entre el cielo y la tierra… festividades #pedacitodecieloencasa

Un día como hoy hace cuatro años nos preparábamos para celebrar Navidad, ya estaba todo listo, regalos bajo el árbol, casa decorada, nacimiento puesto y mis hijos mayores esperando con ansias la llegada de Santa… el único detalle era que la mamá de ésta casa era un mar de lágrimas, yo no estaba preparada para enfrentar todo lo que se nos venía, nunca imaginé que esa primera Navidad iba a ser la más difícil de mi vida.

Esa temporada navideña de 2012 nacieron varios bebés de amigos y los míos tenían tres meses muertos, esa temporada navideña fue nuestra primera prueba de que el mundo seguía girando sin ellos.

Este año Face me recuerda que esos bebés que nacían en esas fechas ya son hermosos niños grandes de cuatro años, niños celebrando festivales navideños, niños cumpliendo años y haciendo cartas a Santa, niños siendo niños, disfrutando las fiestas, los colores, las luces, siendo parte importante de sus familias…

Y no quiero reparar en lo que muchos años antes he hecho, en los hubiera que desgarran el corazón, en las sillas vacías y en los regalos no comprados, en los incompletos bailes de festivales a los que les faltan dos niños que a lo mejor les hubiera encantado bailar, ponerse disfraces  y orejas de reno o en los besos que se me quedan en los labios día a día cuando doy las buenas noches a mi hijos vivos.

Hoy se empieza a cerrar una etapa de mi vida, mi hijo mayor tuvo su último festival navideño de primaria y mientras lo veía dejando atrás su infancia no podía evitar que se me llenaran los ojos de lágrimas… ¿en qué momento creció tanto? ¿cómo es que han pasado tan rápido los años? no sé si serán las fechas pero me entró una nostalgia inmensa…

Hace cuatro años este mismo día lloraba mares de lágrimas escondida en mi carro para que los niños no me vieran; hoy a años de distancia se me salen algunas lágrimas no de dolor ni por añorar lo que no me tocó vivir con ellos, sino porque me he dado cuenta de la gran cantidad de amor que dejaron ese pequeño par a su paso. Ésta Navidad se me salen las lágrimas al darme cuenta de lo fugaz que es el tiempo, de la sabiduría y el aprendizaje que sin pedir y sin querer tenemos que tomar de este tipo de sucesos en la vida, y aunque hayan pasado ya cuatro años de aquella primera Navidad sin ellos, aunque la mayoría del mundo parece que se ha olvidado de esas dos almitas que voltearon mi mundo de cabeza, su recuerdo sigue intacto y presente en los que los amamos, en nosotros, en su familia.

roto-corazonHe tenido cinco navidades de por medio para ir remendando poco a poco mi corazón, nada se hace de la noche a la mañana. Aún recuerdo cuando aquel 2012,  quería que llegara diciembre “y hubiera tiempo de por medio”, inocentemente pensaba que si llegaba Navidad seríamos felices pero estaba muy equivocada, no sabía que todo esto sería un largo proceso de sanación.

No soy la campanita que más repica ésta temporada navideña, las fiestas no han sido las mismas desde que ellos murieron, pero si he aprendido a repicar a mi ritmo y a mi tono, y cuando llegan los momentos en que no me siento musical los respeto, pero cuando llega la alegría a mi roto y remendado corazón ( que esos momentos te aseguro llegarán ) me dejo llevar por la música que mis pajaritos cantan en mi interior.

¿Qué te puedo decir a ti que me lees? vibra a tu ritmo y sigue la melodía, que tu corazón sea tu guía. Tienes el derecho de vivir las fiestas como tú desees, hay tiempo para llorar y también hay tiempo para reír.  No es malo si solo quieres “estar” o lo único que puedo hacer es respirar, pero tampoco frenes tu música interna, porque esos momentos son los recuerdos que no toca crear ahora que ellos no están, hacer recuerdos de las fiestas con ellos en el corazón.

Te deseo felices fiestas, paz y amor.

Un comentario en “Confesiones de maternidad entre el cielo y la tierra… festividades #pedacitodecieloencasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s