Y la vida continúa…

Si bien sabemos, todos nacemos para morir. No entraré en creencias religiosas, me enfocaré en la ciencia. El ciclo de la vida es nacer, crecer, envejecer y morir. Es el hecho real de la vida. Pero… a veces sucede que el ciclo de la vida no llega a cumplirse del todo bien como se ha descrito.

La muerte llega, a veces a través de un proceso lento y tardío, otras veces, de un proceso rápido y tajante. Un día, llega a nuestro hogar, ese huésped que jamás queremos que entre a nuestras vidas, pues sabemos que dejará vacía esa habitación, ese lugar solo en la mesa, ese espacio deshabitado en el corazón. Difícilmente estamos preparados para despedirnos de un ser amado, aún es más complicado ante la partida de un hijo, ese dolor indescriptible, profundo e intenso, que con nada se alivia, los días pasan y que solo sientes como si el mundo se hubiese detenido, como si la vida no pudiese continuar, tu vida parece tan irreal e incrédula… llegan a ti algunas preguntas: “¿es realidad o sueño?, ¿por qué me pasa a mí? ¿qué hice mal o qué me faltó hacer? ¿cómo puedo estar respirando ante la muerte de mi hija, ¡MI HIJA!?” Nadie sabe qué decir o cómo actuar, todos escapan de esa realidad, esa realidad que nos hunde, intentan animarte con comentarios que te hunden más, quieren hacerte sonreír cuando en realidad solo requieres llorar… ciertamente, el mundo no está preparado para tratar la pérdida de un hijo, ni tú como padre o madre, ni los demás que están acompañándote.

Una vez leí que “todo dolor, trae consigo una enseñanza”, pareciera de locos pensar que la muerte de tu hijo fuese una enseñanza… pero ahora pienso que no está tan alejado de la realidad esa frase tan fría. Miro atrás, y veo al duelo enfrentado, conocido, moviéndome en él, aún no sé a dónde llegaré y ni cómo lo haré, pero el hecho es que he ido rescatando y observando que a través de la partida de mi hija, el verdadero ciclo de la vida es un tiempo maravilloso y finito que podemos vivir al máximo, es captar el mensaje del eterno amor que nuestros hijos al partir nos dejan, y que los hijos que quedan nos recuerdan día a día el dar amor incansablemente a pesar de que nos estemos desgarrando internamente. Es nuestro hijo que partió, el maestro del verdadero y desinteresado amor, que ni siquiera se necesita de su presencia física para sentirle.

A 2 años de su partida, Rebeca Reneé nos ha enseñado que somos más fuertes de lo que creíamos ser, que después de caer existe una rara potencia para poder levantarse, que habrá momentos en que será difícil respirar pero sabemos que sí podemos seguir respirando, que la vida continua aun con el dolor: la vida continúa por ella, por sus hermanas, por nosotros mismos… pero sobre todo, hemos descubierto que EL AMOR PREVALECE A TRAVÉS DE LA ETERNIDAD: será nuestra hija y será su hermana, a quien amaremos por siempre y por siempre la mantendremos presente en nuestra vida, ella es parte fundamental de mí y de mis fuerzas para continuar con la vida, de contemplar su luz y de gozar su presencia en diferente esencia, porque ella estará presente al abrir mis ojos o al cerrarlos, en la sonrisa de sus hermanas, al ir al parque, al salir a una fiesta o de compras, al trabajar o al preparar hot cakes los domingos por la mañana.

 

15515817_10158192127605001_1645378390_o

REBECA RENEÉ

21 DIC– 30 DIC

2014

 

 Estoy madurando de entre el duelo porque he sido capaz de cambiar una lágrima por una sonrisa ( no, no, no es que haya olvidado a mi hija ), solo que estoy aprendiendo a recordar esos hermosos días que pasé a su lado con alegría y a manifestar su amor, adoro soñar dormida o despierta y… sonreír.

¡Sí!, ¡¡¡¡ SONREÍR !!! porque ella llegó a mi vida, y aunque “no esté” con nosotros, ella está en nosotros.

 

 

 

Yoana Castillo, mamá de Rebeca Reneé

Un comentario en “Y la vida continúa…

  1. Hola soy Belém y e leído sus comentarios hace 2 años perdí a mi hijo de 19 años y hace 15 años a un bb ya no tengo hijos pero si los tuviera mi dolor seria el mismo gracias por compartir y ayudarme

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s