EL libro en blanco #pedacitodecieloencasa

Se acerca fin de año, pareciera que en un parpadeo pasaron doce meses como si nada.  Cerrar un año siempre invita a la reflexión, ¿qué hicimos? ¿ cómo  vivimos este año que se va? ¿ qué sucesos importantes cambiaron nuestro rumbo? ¿ cuáles fueron las cosas que nos marcaron?

Si bien, la temporada de fiestas nos recuerda a los que faltan, el año nuevo tiene esa enorme capacidad de recordarnos que hemos pasado otro año sin ellos. Otro año más.

libro_en_blancoCuando era pequeña asistía a un colegio de religiosas (hermanas, monjas o como quiera se se les llame) y cuando se  aproximaba el fin de año nos decían que nos imagináramos  que cada momento  que tenemos de vida es como un gran libro, el año que termina escrito con todo lo que nos pasó y marcó, un libro  al cual le quedaban algunas hojas para escribir, y el año que se aproximaba como un gran libro nuevo, completamente en blanco y con él, la gran oportunidad de llenarlo de manera diferente, 365 hojas en blanco para escribir, 365 nuevas oportunidades.

La verdad es que de pequeña lo entendía, o bueno, a la manera en la que una niña de ocho años puede hacerlo, pero ahora en mi vida adulta es cuando de verdad lo entiendo y lo valoro.

El 2012 era nuestro año, todo parecía demasiado bueno, podíamos tocar el cielo con las manos hasta que ellos murieron y todo colapsó. Tengo muy presente ese 31 de diciembre cuando quería que la cama me tragara y necesitaba perderme entre las sábanas, ser solo una almohada más. El último tercio de mi libro del 2012 parecía historia de terror más que un cuento de hadas…  desde ese entonces he llenado cuatro gigantes libros, si pudiera ponerles título serían los siguientes:

  • “2013, sobreviviendo”
  • “2014, rayito de luz”
  • “2015, impulso”
  • “2016, limbo”

Esto me enseña varias cosas, que la vida sigue, que se puede aprender a vivir y que en definitiva el duelo no es un proceso lineal sino una gran maraña de estambre que tenemos que desenredar, y que cuando piensas que tienes todo resuelto se pueden hacer nudos de nuevo.

Este año tomé decisiones importantes, conocí a personas hermosas, lloré pérdidas irreparables, me auto saboteé  proyectos por tener miedo y redescubrí un gran tesoro, uno que tontamente tenía cuatro años buscando.

Viene el 2016 y tengo un gran libro en blanco enfrente de mí. 365 hojas para llenar.

Yo solita  tengo el poder de decidir que escribo y que no, decido si quiero llenarlas en modo de supervivencia o en modo de vivir y disfrutar. Si me preguntaran que título quisiera para este nuevo libro que empieza hoy sería ” 2017, en busca de la felicidad“, espero este año redescubrirla al 100%, esto no quiere decir que no vaya tener días jodidos de añoranzas y que me privaré de mandar todo a la fregada, sino que trataré de escoger la mejor actitud para hacer las cosas, y si me derrumbo recogeré tranquilamente y sin juzgarme mis partes para armarme y amarme de nuevo con una sonrisa en el rostro. Lo haré por mí, por los que me acompañan y por ellos, por mis chiquitos que ya no están. ¿Se dan cuenta que entre armar y amar solo hay una letra de diferencia?

Les deseo de corazón que éste año que empieza les vaya lo mejor posible, les deseo que en su camino de reconstrucción busquen amor, sanación y paz.

Con cariño

Fer.

Si tuvieras la oportunidad de elegir el título de tu libro de 2017 ¿cuál sería? si gustas compartir con nosotros en los comentarios nos encantaría saber…

2 comentarios en “EL libro en blanco #pedacitodecieloencasa

  1. Qe hermoso pensar… creo ciertamente qe las personas mueren cuando se les olvida en el corazon… este fin de año yo escribi mi historia o mas bien yo qise qe mi historia fuera diferente…
    Le di alas para volar a mi hermosa Catalina Paz… luego de 12 dias de lucha por su prematures extrema… me arrodille frente aqella cuna de vidrio y con mi corazon echo en mil pedazos le dije: hija se qe estas cansada y no qiero ser yo qien impida tu vuelo… Dios haz tu perfecta voluntad asi como la hiciste aqel dia cuando la trajiste a nuestras vidas… Muchas veces qeremos qe nuestros hijos aun viendo en el estado qe estan… y somos tan egoistas pidiendo qe no nos dejen cuando ellos lo unico qe qieren es descansar…
    Se qe Dios es el unico qe me ah dado la fortaleza para segir adelante… solo el conoce mi vida y mi corazon…
    ME ESCOGIO A MI… PARA SER LA MADRE DE UN ANGEL… LA MAS BELLANDE TODAS…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s