Propósitos de año nuevo| de nuestras seguidoras

Es curioso cómo es que de repente piensas algo y de repente se hace realidad ¿eso es bueno no? Bueno, en ocasiones resulta que eso que piensas, es lo que más miedo te da y de repente ¡PUM! Pasa. Siempre he sido muy intuitiva, recuerdo el mes que me embaracé, yo sentía que eso iba a pasar y sucedió.. Mi bella noticia, lo más esperado de mi vida. Pensé que ya lo había logrado, y estuve feliz de saber que había hecho algo bien, algo bueno con mi vida ¿Qué más podría pedir a la vida si ya lo tenía todo? Pero resulta, que no todas las historias siguen un rumbo feliz. Me sucedió lo que más miedo tenía… dejar ir a mi hija, ¿cómo podía ser posible a pocos días de salir a este mundo? ¿Qué no se supone que al pasar el tercer mes ya no hay riesgo? Recuerdo mucho ese tercer mes, porque mi esposo me dijo ¡Ya fregamos, pasaste el tercer mes! En nuestra “inocencia” todo era felicidad, una foto por aquí, unas compras, ecografías normales, sesión de fotos y de repente, llega lo impensable… La locura, el lado B de la historia, eso que no sabes que existe, hasta que te pasa.
Llega el duelo, la confusión, coraje, el rezar para que todo tome su rumbo otra vez, pasa un mes, dos, un año, luego dos años y nada sucede… para ti. Pero para otras personas si sucede y eso duele..Qué  ironía, como cambian las cosas, ese embarazo que tanto buscas, le llega a todo mundo menos a ti. Tal vez suene fatalista, pero solamente quien haya pasado por esto podría entender esa envidia, ese momento agridulce que tienes al recibir ese tipo de noticias. Tocando ese punto, creo que no estaría mal un poco de tacto al dar la noticia, no pido un trato con pincitas pero si con un poco de delicadeza. Dicen que los demás no tienen que “pagar” por nuestra desdicha y está bien pero si de nuestro lado respetamos esa alegría que tienen, considero justo que sea reciproco.
Al igual que cuando nos animamos a responder un ¿Cómo estás? Con la verdad y no con un “Bien”. Me queda claro que no a todos, les puedes confiar tu sentir, sencillamente porque no entienden la situación y ven tu situación como algo exagerado, como algo que ya debiste de haber pasado y resignarte. Recuerdo una plática que tuve con una amiga, donde le confié que hice un procedimiento in vitro y que no funcionó. Su respuesta, lejos de animarme, me hizo sentir peor, porque me contó la anécdota de unos amigos de ella, que no podían lograr un embarazo y que intentaron varias veces un in vitro y en una ocasión, la esposa le habló a su esposo y él se agachó y se agarró la cabeza y dijo “es que le bajó”. Para ella fue algo exagerado y fuera de lugar, en cambio yo, me aguanté las ganas de llorar.
En fin, inicia un nuevo año y con el oportunidades y deseos.. En esta ocasión, el primero en mi lista, será el trabajar estas emociones y encontrar esa felicidad que da el vivir el día a día, porque creo que vale la pena decir sí a la vida a pesar de todo (esta frase me encantó de un libro que leí “el Desafío de Renacer) talvez sea terquedad, talvez sea esperanza, sea lo que sea, aún creo que la vida me dará ese instante de intuición, en la que no se tratará de un miedo sino de un sí de parte del universo.
Escrito por la mamá del Colibrí.
escrito-pita

2 comentarios en “Propósitos de año nuevo| de nuestras seguidoras

  1. Reancer. Es esas estoy, intentando. Pidiendo a Dios que diriga mis pasos porque no es fácil y mas cuando personas que te rodeaban, no te permiten hablar directo y de frente con ellos. Pidiendo también entender cómo subsistir sin darse nunca esos diálogos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s