Esta es mi versión #madreaunquenoesté

heaven

“Cómo fueron elegidas las mamás que perdieron un hijo”: Este texto que circula mucho por los foros, páginas de Facebook y demás relacionadas al tema de la perdida de un hijo, siempre me ha dejado un sentimiento ambivalente, por así decir ( seguro saben a cual texto me refiero, y si no, pueden encontrarlo fácilmente solo poniendo ese título en su buscador ).

Hay cosas muy reales ahí, pero casi siempre me enojaba al leer que las madres fuimos “ bendecidas “ con la pérdida de nuestro hijo. Para mí no tiene ningún sentido, contradice el propio término. ¿Bendición?¿en serio?

Pero dado el número de personas que lo han compartido y se sienten identificadas con este escrito, pensé que tiene un gran mérito: brindar consuelo y un poco de sentido a las preguntas sin respuesta.

Como no estaba muy de acuerdo con el texto original por las razones que he comentado, decidí, sobre su base ( y con todo respeto por quien lo haya escrito, que por cierto, nunca encontré quién fue ) reescribir las partes que no acababan de convencerme y cambiarlas por algo que tuviera más sentido para mí. Aquí se los dejo, con mucho cariño.

Cómo fueron elegidas las mamás que perdieron un hijo ( reescrito por mí )

Muchas mujeres llegan a ser madres por casualidad, otras por elección y algunas por costumbre. ¿Alguna vez te preguntaste cómo fueron elegidas las madres de niños que murieron antes de nacer o que sus niños hayan muerto no importa de qué edad?

De alguna forma yo me imagino a Dios, mirando su libro de gente, tomando sus decisiones, cuando decidió mandar a sus ángeles:

María: un hijo. 

– Julia: una hija. 

– Gloria: mellizos.

Finalmente llega a un nombre ( el tuyo ) y le dice al ángel:

Dale a ella un hijo que pronto morirá.

El ángel sorprendido pregunta: – ¿Le vas a quitar a su hijo?

– Su hijo morirá, sí, eso a veces sucede – Dice Dios – Este niño ya cumplió su misión en la tierra, darle una felicidad increíble a su familia y es hora de que regrese. Con su muerte, enseñará a sus padres el significado de la vida, de lo efímera que puede ser, que hay que disfrutar más de cada segundo precioso que se nos regala en compañía de nuestros seres queridos.

El ángel replicó: – Pero señor, yo no creo que siquiera ella siga creyendo en ti después de esto.

Puede ser que después de esto, dejé de creer en mí, que incluso me odie. Pero es normal replantearse la fe y las creencias después de un suceso así. O puede pasar que se refugie en mí e intente así volver a levantarse. Eso también es normal. Podrá reconstruirse a pesar de tanto sufrimiento. Y yo comprenderé.

– Pero Dios – Siguió replicando el ángel – ¡Ella no se merece una cosa así!

– Ella no lo merece, ni nadie en realidad, en eso tienes razón. No es un castigo por algo que hizo o dejó de hacer. Pero a veces estas cosas pasan y es algo con lo que tendrá que aprender a vivir. Sé que podrá con esto. Nadie se cree capaz de cargar ese peso sobre sus hombros hasta que tiene que hacerlo. De esta experiencia, a la larga, saldrá mucho más fortalecida de lo que ella misma llegará a creer.

– Tú tendrías que bendecirla con la vida de su hijo, no con su muerte – contestó el ángel –

– La verdadera bendición es el tiempo que estuvieron juntos y el hecho de que este niño haya tocado sus vidas tan profundamente; que les haya dado una nueva perspectiva y que aprendieran a valorar las cosas importantes.

Ella no lo sabe todavía, – continuó Dios – pero nunca más va a ver como normal nada de lo que hagan los demás a su alrededor. Todos sus pasos, por pequeños que sean, van a ser un milagro. Yo le voy a permitir ver claramente las cosas que yo veo: Ignorancia, crueldad y prejuicios. Y por ver todas esas cosas, podrá ser más sensible con sus semejantes.

Y algún día, podrá reunirse aquí mismo, con su hijo.

8 comentarios en “Esta es mi versión #madreaunquenoesté

  1. gracias por esta version. Al poco tiempo de morir mi bebe, alguien me envio el que circula por las redes y la verdad le conteste no muy bien. Se que lo hizo con las mejores intenciones, pero yo no puedo ver como una bendicion haberme quitado mi hijo.

    Me gusta

    • Hola Flor,
      Justo eso fue lo que me llevó a escribir esta versión. Sabemos que la gente a nuestro alrededor lo hace con buena intención, como tú dices, pero muchas veces resulta contraproducente. Ojalá les hagamos entender de a poquito que cosas nos ayudan y que cosas no. Un beso!

      Me gusta

  2. es hermoso…. me encantó! y tan cierto…. sólo q hay mamás q aún no han logrado aceptar el hecho de la pérdida…. x eso no lo entienden… después de la aceptación se ve todo de otra forma….
    aunque es muy bonito y muy delicado al escoger cada palabra, no hay consuelo en la búsqueda de un porque para la mamá. sin embargo me encanta este Blog…

    Me gusta

  3. Cuanta verdad en lo que escribís …también me mandaron la versión q la gente piensa q es consuelo p nosotras…para nada..nunca quise ser mamá de un àngel…ni ser fuerte p soportarlo…ojalá sería debilucha como una hoja.si es ese el punto…mi beba hace 2 años dejó de moverse a las 39semn..con un embarazo exelente..sin problemas…no sé.cosa del destino…o suerte de cada una…un beso gde.a todas las mamitas que pasamos terrible dolor

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s