Carta a mamá | #madreaunquenoesté

Creo que ya era momento  de escribirte mamá, tomé prestada una pluma de tu color favorito: púrpura, y en un pedacito de tela de lino fino te quise escribir estas palabras aunque sé que en tu corazón tienes certeza de ellas,  me pareció lindo que las leyeras de mi puño y letra.
Desde que nos separamos de manera física sé que has estado muy triste y no volviste a sonreír como antes, sé que sientes algo que se llama dolor y aunque te veo cabizbaja yo no puedo sentir ni descifrar lo que sientes porque aquí donde estoy no existe el dolor, ni la pena, el llanto o la tristeza pero soy consciente que en tu naturaleza humana es completamente normal que te sientas así, pues aprendí que el amor de una mamá no se puede comparar con ningún otro en la tierra, por eso no te pediré que no llores, ni que de vez en cuando tu luz se encuentre opaca y titilante porque es una manera de expresar la falta que te hago allá y tu incondicional amor. Tampoco te diré que tus lágrimas apagan mi luz porque no es así, aquí yo recibo cada gotita salada que brota de tus ojos miel, las recolecto en un botecito verde oliva y las vierto en mi propio jardín y te cuento que sirven como abono a la tierra que me fue asignada, lo curioso es que tus risas tienen el mismo efecto en mis florecitas que tus lágrimas, acá me han dicho que todas tus muestras de amor puro, cualesquiera que sean, son el mejor fertilizante, exactamente eso me lo dijo un colibrí el otro día susurrándome al oído como si fuera un secreto preciado.

Mami sé que lo normal para el mundo entero era que me quedara contigo, y aunque no siento culpa por haberme ido, si tengo una sensación extraña que me indica que sí quería quedarme y eso me hace reafirmar algo que quiero que me prometas que nunca olvidarás; si me preguntaran diez, cinco o dos años atrás quién quiero que sea mi mamá  te prometo que sin vacilar te elegiría a ti una y mil veces más. 

Recuerda que estaremos conectados siempre y que nuestro vínculo es irrompible, fíjate a tu alrededor, siempre tengo especial cuidado en enviarte señales y caricias; fíjate en las personas que te rodean, en los lugares que visitas, en las flores, el aire fresco que roza tus gorditas mejillas, allí estoy yo incluso en los besos de papá y en el abrazo de mis abuelos.

Estoy seguro mamá que mientras tú vivas y menciones mi nombre en la tierra yo viviré hasta el día que te pueda aquí entregar todas las flores que he cultivado para ti.

Atentamente.

Tu hijo que te ama y también de añora, Esteban.

4 comentarios en “Carta a mamá | #madreaunquenoesté

  1. Preciosa carta,q bonito,ojalá nuestros angelitos nos pudieran escribir aunque fuese una vez.Preciosa carta.
    Enzo te quiere y siempre te querre.
    gracias por la carta tan bonita!!

    Me gusta

  2. Feliz dia a todas las mamas que tienen a sus angelitos en el cielo esperandolas con ansias!!! Yo tengo dos esperando en una nube ,Gaston se fue hace 21 años y Diego 15.
    El vacio no se va no para de doler sigue como el primer dia ,
    Pero ahora me siento acompañada y no diferente!!!
    Desde que encontre esta pagina y puedo leer y sentir sus historias parecidas a la mia y por primera vez escribir en ella.
    Besos y feliz dia mamasssss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s