Madre aunque no esté

Querida mamá

A ti, que te acaban de dar la terrible noticia… A ti, que escuchaste esa frase temible que nadie quiere escuchar.

A ti, que quizás llevas algún tiempo transitando este camino, pero aun así no logras acostumbrarte.

A ti, que te han llenado con explicaciones teológicas, científicas y otras, para tratar de explicarte porque te pasó lo que te pasó, y aun así ninguna te convence.

A ti, que has mirado como los días pasan, pero sientes que en realidad todo fue ayer.

A ti, que por lo que pasó te sientes menos madre que otras, déjame decirte lo siguiente:

Tienes todo el derecho del mundo de sentir que la vida es horrible, que podrías con tus manos tirar y romper todo lo que está a tu paso. Que tienes todo el derecho del mundo a sentir que te han estafado, que te dieron la bendición de un hijo para luego quitártelo de la forma más cruel posible. Tienes todo el derecho del mundo a odiar a aquellos que tratan de darte explicaciones cuando en realidad no hay explicación alguna que pueda consolarte.

Sentirás que enloqueces, que el dolor te paraliza, que seguir viviendo es imposible…

Sentirás que te miran con ojos raros, que nadie comprende, que nadie quiere estar en tu lugar…

Sentirás que todos murmuran a tu alrededor, que cuando llegas todos callan, y que te miran con lástima…

Pero déjame también decirte otro par de cosas:

No sé cuando, ni cómo, pero esto no será eterno. El dolor poco a poco irá menguando, la rabia, la culpa, e incluso la envidia, poco a poco irán apaciguando.

Comprenderás que ser madre va más allá de la posesión física, ser madre es un estado del alma. No existen los ex hijos ni las ex hijas, y por tanto, ese hijo o esa hija que tan injustamente ha sido arrebatado de tu lado, no dejará nunca de serlo.

Comprenderás que ni la muerte puede interponerse entre una madre y su hijo. Que solamente una mujer como tú sería capaz de verlo y asumirlo, y que las señales inequívocas de la presencia constante de tu hijo o hija en tu vida, te harán darte cuenta que en realidad nunca se ha marchado. Nuevamente creerán que estás loca, que el dolor te enloqueció. Te verán prendiendo velitas, tirando globos al cielo, recordando fechas que para otros quizás no tienen valor. Pero está bien, porque en el amor también hay espacio para la locura, y tú eres una madre que ama a su bebé por sobre todas las cosas, incluso por sobre aquellos que no te entienden, y benditos ellos que no te entienden porque para entenderte tendrían que vivirlo, y ni a nuestro peor enemigo le desearíamos aquello.

f27d86e3c17bf236052af640f3a3a405Querida mamá, respeta tus tiempos, llora, grita, odia al mundo si quieres. Pero no te cierres al amor, al amor que tu hijo ha dejado y que merece que salga a la superficie. Esta experiencia no te define como persona, tan sólo marca un antes y un después. Las perlas en su perfecta hermosura son producto del daño que en algún momento sufrió una ostra, y estoy segura que sabrás producir las más hermosas perlas en honor a tu valiente, guerrero, y perfecto bebé.

No dejes que tu hijo valga la pena, deja que valga la alegría.

Después de todo, eres su madre, aunque no esté…

 

12 comentarios en “Madre aunque no esté

  1. Muy cierto, el dolor no mengua, por el contrario, cada día se siente la ausencia, y no hay palabras q puedan explicar el dolor q se siente, y hay rabia no se contra quién, ni por qué, es un hermoso escrito, q llega al corazón, gracias Dios te bendiga!!!

    Me gusta

  2. Sigo muchas páginas de manejo de duelo, casi nunca comento, pero este texto ha descrito con tanta precisión lo que he sentido a casi un año de la partida física de una de mis mellizas; que de verdad tengo que darte las gracias, un abrazo para todas aquellas madres que entienden y viven este texto.

    Me gusta

  3. Hermosas palabras. Bálsamo para el dolor es saber que no estamos solas. Ni las primeras ni las últimas en pasar por este cruel e incomprensible dolor.

    Me gusta

  4. Totalmente identificada, llevo tres meses sin mi niño lindo , tres meses desconsolada , a punto de perder el juicio , tres meses que respirar me asfixia , pero consciente de que siempre seré su madre , desgastarme en por que me paso esto , por que mi hijo no resuelve nada , ya no esta, simplemente tengo que intentar vivir y aprender a ir menguando mi dolor , el mismo que permanecerá el resto de mi vida

    Me gusta

  5. Muy bonito y sobre todo muy real para los q pasamos este dolor por la ausencia de nuestros bebés.Cinco meses sin ti,Enzo.Increíble q cada día te quiera más.
    Ánimos para todas y gracias.

    Me gusta

  6. Estuve a punto de perder al único hijo que Dios me ha dado ! y en esos Días sentí que se me iba el aire, que la rabia me invadía, muchos de los sentimientos que aquí describes, todavía hoy y con la suerte de un milagro después de 4 años se despierta de cuando el cuando el susto y la angustia de no caminar junto a el !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s