A ti que empiezas

¿Qué decirte a ti, que acabas de empezar en esta gran mierda del duelo por un hijo (o más) muerto?

¿Qué te digo, es todo bonito? No, no lo es. Es una enorme putada. Tu hijo ha muerto, lo quieres contigo y no va poder ser.  Otra gran mierda es la sociedad que muchas, demasiadas veces, no reconoce a ese bebé muerto dentro del vientre o al poco de nacer como un hijo.  Al no ser nada, ni hijo, ni nada, no tienes derecho a estar mal. Te piden que vuelvas a ser la de siempre muy rápido y hacer como sino hubiera pasado nada.

Ya tendrás otro te dicen.  Bueno sí o no tendré otro, pero mi hijo se murió.  Si más adelante tengo otro, será otro hijo, el que murió no volverá. Se fue para siempre. Y con ese bebé que se fue, se fue parte de mí. Así que no, no podré volver a ser la de siempre. No estaré siempre triste y mal, pero la misma de antes que mi hijo muriera no volverá. No sé si mejor o peor pero diferente seguro.

Perder hijos es una gran putada que debería estar prohibido que pasase. No debería pasar nunca jamás a nadie.

La buena noticia que tengo es que a pesar de todo, llega un día en que acabas sonriendo al recordar ese bebé fallecido y pensando la enorme suerte que tienes de ser la madre de ese ser tan especial, que vivió tan poco tiempo pero tú y solo tú eres su madre.

 

 

Un comentario en “A ti que empiezas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s