Gracias María

gratitud

Alguna vez llegué a preguntarme, cómo era posible sentir tanto amor por alguien. Cuando tienes un hijo, muchas veces te sorprende que todo ese amor no reviente tu pecho. Es maravilloso y asusta a la vez.
También me preguntaba cómo era posible poder amar a otro hijo igual que al primero. Escuchaba a mis propios padres y a padres de más de un hijo afirmar que claro, se podía amar a otro hijo igual que al primero, y a dos más y a los que fueran. Porque son tus hijos también.

Pero yo sinceramente… lo dudaba, porque, no podía creer que con otro hijo todo volviera a enternecerte y maravillarte tanto como con el primero.
Cuando nació mi hijo mayor, tuve preeclamsia. Por fortuna, me la detectaron el día que el niño nació y él no tuvo ningún problema. El problema fue para mí, pues me dijeron que si volvía a embarazarme, podría pasar lo mismo en cualquier momento y preferí no arriesgarme. Me mentalicé a aceptar la idea de no tener otro hijo.
Mi hijo iba a ser hijo único, así que mis cuestionamientos acerca de sentir por algún otro hijo lo que sentía por él eran meros pensamientos ociosos.

Hasta que llegaste tú a nuestra vida, pequeña María. Tú me enseñaste que en la vida hay más cosas de las que uno está dispuesto a aceptar, o siquiera a imaginar. Que las sorpresas más hermosas pueden cambiarte la vida.

Me abriste a la posibilidad de tener otro hijo y me respondiste la pregunta: ¿que si se puede amar a otro hijo tanto como al primero? ¡por supuesto! y lo que es más: ni necesité conocerte para amarte eternamente. Gracias.

Gracias por mostrarme que el amor sobrepasa dimensiones, planos existenciales e incluso a la muerte. Gracias por enseñarme a vivir contigo y a la vez sin ti. No sabía que podía tenerte aquí siempre aunque no hayas nacido con vida: en todo lo que hago, en las cosas que digo, en las maravillas de la naturaleza y allá donde yo vaya. Ahí siempre estamos juntas.

Gracias a ti conocí a verdaderos amigos. Gracias a ti aprendí a distinguir a la gente importante en mi vida. Y a olvidarme de aquella a la que realmente no le importo tanto.

Gracias a ti puedo decir que he conocido una parte de mí que desconocía. He aprendido a vivir con mi nueva yo.

Y gracias a ti, pude conocer una de las realidades más tristes de la vida: que en un embarazo, muchas veces las cosas no salen como planeamos, aunque casi todo el mundo prefiera ignorarlo. Así que puedo romper ese silencio con conocimiento de causa. Puedo acompañar a quien lo necesite porque he sentido y pasado por lo mismo.

Y te agradezco que pude sacar lo “mejor” ( aunque parezca contradictorio ) de todo lo que he pasado a raíz de tu muerte.
También lo peor. Y por eso he aprendido tantas cosas.

Pero sobre todo, agradezco que hayas existido físicamente, aunque sea unos pocos meses, porque me llenaste de emoción, ternura y nuevas expectativas. De ilusión y sueños. Pocas cosas como un hijo nuevo te hacen soñar de ese modo.

Y gracias por seguir aquí. Gracias porque mucho del dolor se ha ido, y ahora, queda mucho más espacio en mí para el amor.

Gracias María. Muchas gracias.

5 comentarios en “Gracias María

  1. Siempre pensé como tú…. Que no se podía querer a otro hijo cómo al primero… Tu escrito me ha hecho llorar…. Por problemas de la columna me recomendaron ya no tener otro embarazo, estábamos de acuerdo mi hijo también sería hijo único…. Pero El quiso venir! Y seríamos cuatro en la familia…. Me asusté, los siete meses de mi embarazo viví con mucho temor…. No quería que nada le pasará…. Queríamos conocerlo en un ultrasonido 3D como a su hermano mayor, pero el ultrasonido no pudo ser x que su corazoncito había dejado de latir…. Solo estuvo con vida en mi vientre 27 semanas y yo ya estaba pansona…. Murió….. Me duele para siempre, pero aunque nunca esté con nosotros en esta vida…. Yo soy mamá de dos y a los dos los amo por igual, aunque no me hayan dejado tener el abrazo y el beso de los dos. Me haces falta peque te quisiera aquí conmigo…. Yo también morí….

    Me gusta

    • Un abrazo Mannolia! como no nos queda más, tenemos que agradecer y valorar el tiempo que los tuvimos con nosotros, mucho o poco. Es un paso más para lograr sanar. Y sí, ambas somos mamás de dos, aunque solo uno pueda estar fisicamente con nosotras. Beso!

      Le gusta a 1 persona

  2. Yo también pensaba igual, que curioso. Así que sentía que Laura sería mi consentida del CIELO y Ana la de la TIERRA. Cuando el arcoiris también se nos fue muchas veces pensé y ahora? Empezar de cero nuevamente esto de crear todo un mundo paralelo a éste en el que incluir a una ángel más. Cómo será posible? Sacar nuevas historias para escribir, ponerle nuevas cosas a la mesita, buscar otro portarretratos para poner su foto, hacer nuevos homenajes, un nombre más que sumarle a mi cadenita, todo esto para tener algo físico que me la recuerde y represente pq necesito algo físico conmigo. Cómo iré a hacer, si amaba como a nadie a Laura…? Cómo? Como más pues, así como lo estoy haciendo, así como hubiese hecho si las tuviera a las dos aquí, picando por la mitad la única galleta, chocolate o caramelo para compartirlo y darle en la justa medida un poquito a las dos, dándole una mano a cada una, acostada en la cama yo en el medio con una en cada brazo… Es lo que me tocó! Una “suerte” extraña repetir esto de maternar por segunda vez con los brazos vacíos, pero haciéndolo con el mismo amor y la misma entrega que lo empecé a hacer desde el 19 de mayo del 2014!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Lo siento mucho Mariaolga, si bien nadie merece ver morir a un hijo, nadie nunca debería ver morir a más de uno, menos cuando ya de por sí es difícil decidirse a buscar el arcoíris. Un abrazo con el alma!

      Me gusta

  3. También me gustaría agradecer a “Mirar al cielo” por permitirme abrir mi corazón y compartir lo que habita mi alma. Por ayudar, por contener, por comprender y por haberme dado amigas entrañables que han estado conmigo cuando he tenido días muy tristes. Muchas gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s