¿Dónde estás?

¿Dónde estás? Me pregunto
A menudo mi Thomas.
¿Eres gotas de rocío?
¿Eres viento o eres mar?
Caminante en el vacío,
¿O un pez volador?
Que allí entre los ríos,
Nada con gran esplendor.
Te imagino tan altivo,
Con tremendo resplandor
Alumbrando calladito
Como mi pequeño sol.
¿Dónde estás? Me pregunto
Cada día mi bebé,
¿Será que estás conmigo
Aunque no te pueda ver?
¿Y serás parte del todo,
Cual hermosa sinfonía?
Eres tierra, eres lodo
Eres vida y agonía.
Eres brisa, eres montaña
Luna, sol y atardecer
Eres ese que no falla
Eres por siempre, mi bebé.
¿Dónde estás, Thomas amado?
Pido al cielo una señal,
Y ese grito desesperado
Me regresa a mi caudal.
Al caudal de mi alma,
Donde todo yo lo sé,
Estás en ti, estás en mí,
Estás en todo lo que se ve.
Estás en cada melodía,
Estás en cada amanecer,
Estás en cada alegría…
Pues la magia está en creer.

Imagen tomada desde Internet

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s