Y ésto es lo que creo…

Todo el mes siento que tuve atoradas las palabras, pero al mismo tiempo  confieso que le sacaba la vuelta a sentarme a plasmarlas. Cuando siento que quiero acercarme no tanto a la religión, sino cuando siento que vuelvo poco a poco a creer pasan cosas que hacen que  dude de todo de nuevo.

Creencias, fe, religión, espiritualidad… Todas las relacionamos aunque no deberíamos de hacerlo, o tal vez confundimos términos. 

A lo largo de estos cuatro años he escrito varios posts sobre mi relación con Dios,  a lo mejor he dejado muy clara mi postura y hasta hay quien me crea atea. Por ahí dicen que no hay verdades sino versiones, y mi versión es la siguiente, y si hay un encuentro con Dios al morirnos con gusto me sentaré pacientemente a oír su versión.

Mis hijos murieron y toda mi vida cambió, eso ya lo sabemos, lo que pasó conmigo no fue que me volviera atea sino que perdí la fe y mis creencias hasta ese entonces cambiaron también, ¿en qué sentido?  en todos los sentidos. Toda la vida me dijeron que las reglas del juego eran así: si obras mal te va mal, si haces bien se te regresa, Dios castiga a los que hacen mal y si rezas con fe los milagros suceden… como les dije antes mis hijos murieron y recé con fe, hasta ese momento pensaba que era buen persona pero ellos se murieron y yo lo sentí como un castigo divino.

A lo largo de estos años he cuestionado, renegado, llorado y me he peleado con ese Dios que un día me dijeron que era un papá bueno. Porque en mi cabeza creencias, fe, religión y espiritualidad iban de la mano, hasta lo englobaba como lo mismo, cuando las creencias son solo mis principios, la fe la convicción de que algo es aun sin tener pruebas, la religión  un sistema de creencias y normas de comportamiento en cuanto a un ser divino y la espiritualidad es el conocimiento, aceptación o cultivo de la esencia inmaterial de uno mismo.

Ahora después de cuatro años esto es lo que creo:

Creo que arriba o en alguna parte hay un Dios, porque hay que afrontarlo, este mundo tan bello y caótico tuvo que haber sido creado por un ser superior e infinito o una fuerza creadora superior a nuestro entendimiento.

Creo en lo fragilidad humana y la fragilidad de la vida. Las personas no mueren por designio divino o castigo. Nuestra condición humana tan bella y frágil es la que marca la pauta. La muerte de ellos no fue una lección que Dios tenía para mí, pero de este suceso he aprendido mucho.

Creo en el poder sanador del amor. Las expresiones de cariño, aprecio y entendimiento entre pareja, familia y amigos hacen que el camino a sanar sea más fácil.

Creo en señales. Mis hijos que murieron aparte de estar en mi corazón, desde donde estén, me ven y me mandan señales cuando flaqueo o llega la nostalgia como en estos días que está próximo su aniversario número cinco.

Creo en mí, en mi fortaleza y en mis ganas de seguir, resurgí de entre las cenizas y sigo en pie.

Me abrí a creencias nuevas, la vida no se acaba con la muerte y tengo fe que nos encontraremos un día o a lo mejor en otra vida y al fin podré sentirlos en mi brazos.

Creo que con Lucía me mandaron una luz para que septiembre no fuera tan obscuro.

 Y creo que después de toda esta experiencia se puede volver a ser feliz.

 

Y tú que me lees… ¿En qué crees?

 

 

 

 

2 comentarios en “Y ésto es lo que creo…

  1. También sentí castigo divino la partida de mi Santi, ahora creo que eso debía de pasar porque como dices la fragilidad de nuestra condición humana es así frágil y el ya había luchado mucho solo que como madre con mi gran amor en aquel momento no quería aceptar que el sufrió e hizo todo lo que pudo para quedarse conmigo, creo que hay un Dios pero que no todo depende solo de El, creo que un día podre verlo frente a mi y darle todos los besos y abrazos que llevo guardados en el alma y el corazón y espero algún día poder ver a Diciembre con Luz!

    Le gusta a 1 persona

  2. Fer primero que nada debo decirte que me parece loable lo que haces! Es sorprendente como una mujer que lleva “una vida feliz y perfecta” junto a su esposo y sus tres hijos hermosos, full ocupada con las obligaciones y responsabilidades que amerita una familia y aun así saque tiempo para mantener este espacio, en nombre de “LOS CUATES”… Te lo digo con la mayor de las sinceridades: siento una admiración profunda, mis respetos hacia ti querida MAMÁ ❤
    Una vez alguien me dijo que una madre en duelo podía permitirse creer en todo aquello que aliviara su pesar y le diera paz a su alma, me lo tomé muy en serio! Por eso eso creo muchas cosas…
    Yo soy católica practicante, de ir a Misa los domingos y días de fiesta de guardar, he recibido todos los Sacramentos (hasta la unción de los enfermos) y no puedo negar la existencia de los misterios divinos como parte de la fe, pues ella en sí es un misterio ya. Me costó muchíiiiiiisimo entender que la partida de mis hijas Laura y de Ana no fue un castigo de Dios, pq Él no actúa de esa manera, además de que ni mi novio ni yo hemos sido tan malos como para merecer eso, entonces me di cuenta que manteniendo ese pensar me hacía mucho daño así que deseché ese pensamiento.
    En este momento de mi vida creo que todos venimos al mundo con una misión, algunas cuestan más trabajo y tiempo para cumplir que otras, pero una vez que las realizamos partimos de regreso a casa (pq también creo que el Cielo es eso, nuestra casa, el lugar de origen al que tarde o temprano retornaremos). La misión de Laura mi primera hija la tengo clarísima, pero la de Ana mi bebé arcoiris no, me urge descubrirla, pero bueno aun estoy a tiempo, pues el recorrido de este segundo duelo apenas empieza…
    Creo también que esos ángeles nos escogieron para venir a este mundo, así haya sido por pocas semanas, días, incluso horas… Y eso debería hacernos sentir privilegiados, pq quiere decir que vieron en nosotros “algo” especial, algo distinto, no todo el mundo es merecedor de la gracia de que usen su vientre para fabricar ángeles (aunque debo confesar que el dolor que nos provocan sus partidas no es un sentir para jactarse, pues no es nada envidiable).
    Creo en la vida después de esta vida.
    Es más creo que la vida después de esta vida continua y que nuestros hijos ya no son bebés, sino que conforme ha pasado el tiempo han ido creciendo en edad, en sabiduría y en gracia como lo hizo el Niño Jesús.
    Creo que todos hemos recibido mensajes y señales que confirman que esa vida existe y que nuestros hijos desde allá arriba siguen al pendiente de sus familias y que a menudo se manifiestan para hacernos saber que siguen con nosotros, que están esperándonos para volver a reunirnos.
    Creo que experimentar la partida de nuestros hijos, forma parte de un plan divino misterioso que se nos revela con el tiempo y al hacerlo nos permite reconciliarnos con la vida y recuperar la paz.
    Creo que la fuerza del amor es tan poderosa y tan grande que ni la muerte nos puede arrebatar ese sentimiento, tan es así, que ha sido precisamente tras la separación física de los seres que más amamos, nuestros hijos, como hemos aprendido a maternar con los brazos vacíos, impregnándonos a nosotros y al que está cerca y se ha dejado de un amor sobrenatural, que crece día a día y fue una relación que se fortaleció justo cuando la vida terrenal acababa. ¡Eso sí que es un misterio!
    Creo tantas cosas… Que este espacio me es insuficiente para poder plasmarlas, pero lo más importante es que quiero y necesito seguir creyendo en Dios, en mi fe bipolar (hoy si creo, mañana no, pasado tampoco, pero al tercer creo de nuevo y así), en la resiliencia, en la sanación, en los sueños, en las señales divinas, en los ángeles, en Laura y en Ana, EN LOS MILAGROS, en que las tormentas sí terminan, en mí… Porque siento que el seguir creyendo es lo que nos mantiene con vida, con la esperanza de un nuevo día y la ilusión de poder mirar al cielo con agradecimiento y alegría ❤ (Ojalá que dentro de dos días no se me olvida nadita de esto)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s