Cuando fuimos tres

Y es verdad niños preciosos que ya no duelen tanto.

Que aprendí a respirar y a vivir sin ustedes.

Aprendí a caminar, volví a sonreír.

No fue fácil, fue muy duro aceptar que la vida como fue ya no es.

No puedo imaginarlos corriendo,

Ya no añoro a los niños de cinco.

Aprendí a quererlos como fueron, A tenerlos como son.

Y aunque en el corazón los llevo grabados,

También decidí hacerlo en mi piel.

Así cuando me siento sola los veo y recuerdo que siempre están

Como en aquellos bellos meses cuando llevé tres corazones al mismo tiempo.

Cuando las cosas eran más simples.

Esos hermosos momentos cuando fuimos tres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s