JAIMITO

Antes de vivirlo en carne propia conocí a personas cercanas que ya se habían enfrentado a la dura experiencia de decirle adiós a un hijo, pero así como la mayoría, pensaba que ha de ser muy difícil pero que eso se “supera” sobre todo si veía a esas personas que habían seguido con su vida.
Dentro de esas historias quiero contarles particularmente una, la de Jaimito, como cariñosamente llamamos a mi primito que murió, hace veinticinco años, a sus 45 días de nacido a causa de una meningitis.

Recuerdo vagamente que yo tenía como 4 años, cuando mi mamá tuvo que viajar sin mí a otra ciudad a las exequias del pequeño bebé, recuerdo que conservamos por largo tiempo una fotografía del pequeño en su cajoncito blanco con sus manitas entrelazadas cubierto de pétalos de flores de colores.
Crecí con esa imagen y con el saber de un primito bebé había muerto. Cuando ya me hice grande no recuerdo que en su cumpleaños alguien le escribiera o llamara a su madre, mi tía, para recordarle que Jaimito estaba aún presente, no recuerdo que en octubre alguien haya encendido una vela en su memoria o que se hayan soltado globos con mensajes al cielo para el pequeño.
Probablemente todo lo anterior por desconocimiento de todos y por el silencio en el que se vive este tema tabú.

Días después de la muerte de mi bebé, mi pequeño Esteban, me dolió mi hijo y me dolió Jaimito. Me dolió pensar que su madre en silencio guardó su dolor por tantos años, que su madre añoraba que alguien lo mencionara de vez en cuando y que se le humedecían los ojos imaginando como habría sido su pequeño bebé siendo un hombre, que aun siendo grande llegaría y se sentaría en su regazo y la arroparía con un dulce abrazo.
Aquella tarde lloré por Jaimito, pero sonreí al saber que jamás volvería a faltarle un beso mirando al cielo, un globito, una velita, un feliz cumpleaños y una tarjetita digital que recordara su existir.

Hablar importa, romper el silencio importa y hoy tú y yo podemos hacer la diferencia y educar con amor a nuestro entorno. No más Jaimitos que viven en el anonimato por años, no más Pedritos o Marías cuyos nombres fueron enterrados junto con sus cuerpitos.

Abramos los labios y gritemos al mundo que ellos existieron y están más vivos que siempre en lo más profundo de nuestro corazón.

En Memoria de Jaime (Jaimito), un pequeño ángel que extendió sus alas  y hoy después de todo este tiempo es amado y recordado.

3 comentarios en “JAIMITO

  1. Ay Dayana, me llegó al alma la historia de Jaimito… Sabes que mi mamá perdió a su primer hijo, en aquel entonces la medicina no estaba tan adelantada y no le supieron decir qué pasó, él nació dormido. Recuerdo a mi mamá hablarnos de “Hefricito” y llevarnos al cementerio incluso, la acompañabamos a ponerle flores, ella siempre llevaba lentes oscuros y mientras mi hermana y yo jugábamos, podíamos ver disimuladamente cómo se secaba las lágrimas que le corrían por las mejillas.
    Hace 11 meses perdí a mi bebé arcoiris y me compliqué de salud, mi papá me vino a ver (después del divorcio él se mudó a otro estado) y entre las muchas cosas que conversábamos, él nos relató con detalles cómo vivieron su duelo hace 37 años! Y me decía hija entiendo perfectamente todas las desconsideraciones y el abandono que dices sentir porque yo lo viví con tu mamá, decía con la voz entrecortada… Después me atreví a preguntarle a mi mamá cómo hacia ella cuando otras mujeres se embarazaban y tenían bebés, que si no le daba rabia y el dijo ay claro, yo sentía rabia y lloraba escondida, pero le pedía a Dios que si en mi camino no estaba el ser madre, que me quitara ese sentimiento de tristeza… Awwwww me dolió TANTO saber que mi mamá sufrió lo que yo estaba sufriendo, así igual como dices tú que te sentiste por tu tía y me sigue doliendo que cuando cuentan a los sobrinos y/o nietos no mencionan ni a Hefricito, ni a Laura, ni a Ana!
    Apoyo tus ganas de educar a la sociedad y alzar la voz, por ellos y por todos. Un abrazo apretao y gracias por estas líneas ❤

    Me gusta

  2. Hoy es mi cumpleaños y hace 3 años 8 meses partió mi Ángel Jesús, hoy también tengo a mi arcoiris conmigo por la gracia de Dios y sabes algo recordé tanto mis días más dificiles, mamá estuvo conmigo y ella perdió 3 hijos al igual q la mamá de María Olga, lo vivió sola xq era joven y lo superaría, xq solo eran bebés, xq no vivieron, xq tenía más hijos…..esos eran los comentarios de la gente en supuesta ayuda…..al partir mi hijo yo le hacía la misma pregunta cómo hiciste tú para seguir viviendo???? Como le hago yo para continuar sin mi razón de vivir, como ???? Ella con tristeza me decía q las obligaciones de casarse Tab joven en un pueblo y tener más hijos era lo único q le ayudaba más sin embargo por las noches cuando estaba sola, lloraba x mis hermanos y le pedía a Dios ayuda para poder seguir con sus demás hijos… . Me contó la historia de cada uno y siento impotencia dentro de mi x no haber quien la ayudará en su momento así que hoy recuerdo con amor a mis hermanitos q partieron a Jonny, Timoteo y bebé porque se a donde están no les falta nada y sobre todo ahora no están solos mi hijo está con ellos y tengo la firme promesa de volver a verlos. Gracias padre por permitirme vivir en este tiempo de gracia y darme esa promesa lo creo y así será .. .abrazo a todas esas pobres mamás q tuvieron qvpasar su duelo solas……abrazo a mi madre por su fortaleza y entereza

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s