La mamá de Thomas

Te fuiste bebé virtuoso… Te fuiste lejos del calor y los mimos de tu madre. Te fuiste, pequeño valiente, porque en realidad no me necesitabas a tu lado para librar ninguna batalla. Te fuiste, pequeño guerrero, porque ese fue siempre tu destino. Te fuiste a las horas de llegar, porque solamente fueron esas pocas horas las que necesitábamos. Te fuiste, pero te quedaste; no lo ven, no lo entienden, quizás hasta les parece una locura, pero yo lo veo, yo lo entiendo, yo lo sé. Y con eso pequeño, créeme que me basta.

Han pasado los años, con una intensidad que me es difícil describir. He recorrido un camino lleno de altos y bajos, lleno de experiencias propias y recicladas de otros, lleno de aprendizaje, lleno de entendimiento y de aceptación. Comencé casi arrastrándome, el dolor y la pena se posaron en mi espalda cuales demonios acechándome. Ponerme de pie y volver a caminar erguida, lo veía como un reto que no sabía si podría llevar a cabo. Por eso me arrastré. Me arrastré por mucho tiempo. Me arrastré aunque el resto se empeñara en ponerme de pie a la fuerza. Aun con el poco entendimiento de esos días, sí logré comprender que debía respetar mis tiempos y mis propios procesos, y si eso significaba arrastrarme hasta que tuviera la capacidad de ponerme de pie nuevamente y por mis medios, lo iba a hacer. Poco a poco mis piernas fueron recobrando fuerzas, y esas fuerzas ganadas provenían de ti y solo de ti. Hasta que ya no eran tus fuerzas, eran las mías. Porque así como iba entendiendo tantas cosas, como la sublimidad del amor en el que tú y yo fuimos creados, y bajo el cual pactamos esta vivencia y muchas otras -pacto hecho por tu alma y la mía, que sin duda coincidieron en muchas, muchas otras vidas- también fui entendiendo que nada de lo que hubiera hecho hubiera cambiado el desenlace, que simplemente vivimos lo que tenía que ser. ¿Qué si acaso me hubiera gustado una vida entera contigo?, ¡claro que sí!. ¿Qué si acaso hubiera preferido que, aunque tuvieras que irte, se nos hubieran dado un par de horas más, o quizás unos días, o quizás un año?, ¡por supuesto!. Pero no hijo, no fue así, y no puedo seguir toda la vida pensando en aquello que no fue, porque eso no es vida ni para mí ni para ti. Tú me fuiste inyectando poco a poco de fuerzas, cuando me di cuenta de que de alguna manera te las ingeniaste para quedarte, que te has encargado de seguir a mi lado porque así lo siento día a día. Tú me inyectaste de fuerzas, cuando comprendí que no podía desperdiciar la tremenda oportunidad que tenía en mis manos y que lastimosamente tú no tuviste: la oportunidad de vivir.

Y fue así, hijo, que esas energías y esas fuerzas de las cuales me proveíste, comenzaron a ser las mías propias. Porque de a poco comencé a ponerme de pie, y no solo eso, comencé a caminar mirando hacia adelante, comprendiendo que toda la vida me ibas a doler, que toda la vida sentiría ese agujerito que quedó en mi corazón el día que nos tuvimos que despedir. Pero que, al mismo tiempo, el adiós había sido solamente físico y temporal, porque tú eres parte del todo, y en ese todo te siento mío. Vencimos y engañamos a la muerte, Thomas, porque solamente se llevó un cuerpo, pero no te llevó a ti y ciertamente no me llevó a mí. Ya no miro hacia atrás buscando respuestas y explicaciones que lo único que hacían era alargar la agonía, ahora miro hacia adelante, hacia un futuro esplendoroso que nos merecemos tú y yo, pero sobre todo yo. Si hijo, algunos creerán que es egoísmo, otros creerán que es olvido, pero no necesito explicarle al resto lo que tú y yo comprendimos hace ya un tiempo, y es que no importa que suceda de ahora en adelante, seré tu madre toda la vida. Seré la mamá de Thomas hasta el último de mis suspiros. Seré la mamá de Thomas en cada alegría que me ponga la vida por delante. Seré la mamá de Thomas en los días oscuros cargados de pena, y en los días brillantes llenos de sonrisas. Seré la mamá de Thomas entre medio de otras madres, porque me siento tan madre tuya como lo son las madres que llevan a sus niños en brazos. Seré la mamá de Thomas, aun si el día de mañana llegaran otros hijos o hijas. Seré la mamá de Thomas en silencio, y otras veces haciendo ruido. Seré la mamá del niño que no necesitó mimos ni cuidados, en cambio, soy esa madre que los necesitó de su hijo y gracias a él aprendió nuevamente a vivir.

Agradezco tantas cosas vividas, tantas cosas aprendidas, tantas cosas aceptadas. Agradezco haber llegado a las personas y lugares correctos, cuando la brújula de mi vida se había averiado y me arrojaba al vacío sin dirección conocida. Agradezco que se me haya dado el don de utilizar las letras y poner en palabras este sinfín de emociones vividas, porque sin duda ha sido la mejor terapia para encausar mi duelo. Agradezco a Fernanda, a Joaquín y a Víctor Manuel, por darme un pedacito de este espacio amoroso llamado “Mirar al Cielo”, en donde no solo pude hacer catarsis, sino que pude ayudar a otras mamitas como yo, que en algún momento pueden haberse sentido identificadas con mis palabras y sentir. Agradezco a mis comadres de esta bella tribu llamada Mirar, por la contención y lo aprendido, por cada escrito o poema de ellas que también hice mío, por demostrarme que si es posible seguir viviendo y que definitivamente nos merecemos volver a soñar.

Esto no es un adiós. Nunca, realmente, decimos adiós…

TommyThomas.jpg

2 comentarios en “La mamá de Thomas

  1. Andrea siempre tus escritos me gan llegado al alma… Thomas y mi Danielito se fueron en el 2014.. no me conoces pero yo a ti si.. t recuerdo perfectamente en otro grupo d apoyo cuando paso lo de Thommy y pedian q t incluyan y t apoyemos todos.. fue en mayo… eres valiente y se q todo lo q hagas sera para q llegues a ser feliz cn tu precioso hijo en tu corazon…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s