Sábados de poesía: Pedazos del corazón.

Pintamos su cuarto  y también sonrisas falsas en el rostro,  guardamos sus cosas  junto con ellas el dolor de no tenerlos.  Quisimos huir del sufrimiento  esconderlo en lo oscuro de la noche,  evitar lo inevitable. Roto el corazón,  levantando uno a uno los pedazos  no encontramos dos.  Ese calor en los brazos de sus cuerpos…