A ti que empiezas

¿Qué decirte a ti, que acabas de empezar en esta gran mierda del duelo por un hijo (o más) muerto? ¿Qué te digo, es todo bonito? No, no lo es. Es una enorme putada. Tu hijo ha muerto, lo quieres contigo y no va poder ser.  Otra gran mierda es la sociedad que muchas, demasiadas…

¡SUPÉRALO Y PASA LA PÁGINA!

Para nadie es un secreto que todos somos distintos, por ende pensamos distinto y actuamos distinto. Sin embargo, a veces existen sentimientos muy comunes entre unos y otros. Mis dos duelos me han permitido darme cuenta de ello, pues comparto muchas emociones bastante similares entre esas sensaciones que originaron ambas pérdidas e incluso, por lo…

¿Qué pasa?

¿Qué pasa cuando se muere tu hijo? Y todo parece derrumbarse a tu alrededor y caerte encima. Y todo ocurre en cámara lenta, como si estuvieras debajo del agua cuando te dan la desgarradora noticia. O al contrario, parece ocurrir tan rápido, que no alcanzas a entender nada y todo parece sucederle a alguien más.…

Duelo entre mariposas | de nuestras seguidoras

Sentir que el mundo se abre bajo tus pies, que la realidad se comió a la fantasía de tenerte en mis brazos. Que el tiempo se para y nada puede hacer que los segundos vuelvan a tener el mismo sentido. Tener a la muerte pegada en la piel pero seguir respirando. Saber que mi corazón…

Seguir o extinguirte #reconstrucción 

Aquella mañana de julio salí de la clínica con los brazos vacíos y los pechos llenos de leche, que días más tarde desaparecería  con ayuda de un medicamento diseñado para secar la leche de madres quienes no tienen a su bebé para amamantar; es algo tan triste y desgarrador que incluso a quien no les…

Mi pascua #reconstrucción

Primero que nada me gustaría empezar diciendo que este escrito no tiene nada que ver con religión. Solo que me llamó la atención que tomaramos el tema de reconstrucción el mes que se celebra la Pascua. La palabra pascua significa “saltar” o “pasar de un salto”, específicamente en la religión cristiana se refiere como un…

En el camino de la reconstrucción

Yo solía ser una persona normal, que tenía la convicción de que nada demasiado malo podía pasarle. Y un día, me caí desde la cima de la felicidad que suponía estar esperando a mi segunda hija. Me caí por un precipicio escarpado que parecía sin fondo, y después de estar ahí tirada durante un momento…