CARTA PARA ANA, MI BEBÉ ARCOÍRIS

  Querida Ana: Sí, querida, ¿sabías cuánto te amábamos? ¿Lo sabes, verdad hijita? Fuiste el deseo que pedí con cada estrella fugaz que vi, con cada velita de cumpleaños que apagué y la intención de cada oración que recé… Esperada con muchas ansias desde antes de nacer, por eso concebirte no fue producto de una…

Lo que la gente cree.

A menudo la gente cree que, cada vez que escribo sobre mi hijo, es necesariamente porque tengo pena. En innumerables ocasiones en las cuales he compartido poemas o escritos inspirados por él, o una que otra fotografía, recibo comentarios como “ánimo, que él no quiere que estés triste”. No me malinterpreten, agradezco profundamente que alguien…