Ese día…

Ese día iba a ser un “día feliz” en el que iba a saber si mi bebé era Ona o Biel. Ya había pasado  la época de máximo peligro (ahora sé que esa época es todo el embarazo). Todos los análisis habían salido perfectos. En esa ecografía lo único importante era saber su sexo, no…