Tus cuatro añitos hijito

Si después de toda esta realidad tuviera la oportunidad de pedir un deseo, sin duda alguna sería que estuvieras aquí conmigo mi amor, celebrando tu cumpleaños, pero no sólo este día, sino todos los días del resto de mi vida. Verte crecer, verte reír y llorar, verte aprender, y realizarte. Hoy cuatro años después de…

Mi bella mariposa Helenita. l Nuestras seguidoras comparten

 Hoy voy a hablarte, aunque lo hago en distintas situaciones que se van presentando. Pero hoy voy a decirte todo lo que me enseñaste. En este año, he descubierto el dolor más profundo que jamás sentí, además de sacarme tantas lágrimas, tantos ¿por qué?, tanta bronca, tantas ganas de gritar al mundo lo injusto que…

El Amor como #legado…

Podría escribir las cosas que he hecho en nombre de mi hijo, pero para mí se quedan cortas, puesto que lo más bello que me ha dejado es este saberme madre y el Amor que brotó en mi corazón. Dejó unos padres huérfanos sí, pero que Aman a la distancia a un bebito que por…

Amarga Copa

Por Perla Gaona Llegue a este mundo, un 21 de abril de 1983, no imagino la felicidad de mis padres al tenerme por fin balbuceando en sus brazos, tres años buscándome y al fin llegue a sus vidas, Dios me formo en el vientre de mi madre, me dio una misión y un propósito. Por…

El nieto invisible #elduelodelosabuelos

Cuando en las fiestas familiares, los primos han de jugar Falta uno, ¿no lo notas? Falta uno, pero aquí está. Entre esas fotos en la muralla, de niños de mi edad, Falta uno, ¿no lo notas? Falta uno, pero aquí está. En esas historias graciosas, que las mamás han de contar, Falta una, ¿no lo notas?…

No soy abuela de un ángel #elduelodelosabuelos

Escrito por Rosario Hernández Figueroa, abuela de Tommy El comienzo de este relato, para ser sincera, no lo recuerdo.No recuerdo el día, ni las circunstancias en las que me enteré que iba a ser abuela. A pesar de todo no pensaba tener un nieto, pero la noticia me provocó un sin número de sentimientos. Primero…

Mi abuela y mi mamá #elduelodelosabuelos

Mi abuela nunca ha sido buena con las palabras, ni muy dada a expresar afectos. Mi mamá se quejaba de esta situación constantemente durante su niñez y su adolescencia. Mi abuela es una mujer marcada por la tragedia y el dolor; dolor que le impidió demostrarle a sus hijas cuanto realmente las ama. Creo que mi…