No digas nada

Cuando el alma está agrietada no hay palabras, no hay razón No hay manera de explicarle Si está llena de dolor. Por favor, no digas nada Pues no hay nada que decir Hoy mi alma está apenada Y sin ganas de seguir. No te culpo, no comprendes Pero trata de evitar Hablar de lo que…

Tu breve paso

  Sigiloso como la vida misma, hermoso y pequeño sin decir palabra alguna te marchaste como en un sueño. Breve fue tu paso, fugaz como una estrella casi imperceptible, y aun así dejaste huella. Despacito y en silencio en puntillas llegaste, pero aquí no pertenecías llegaste y te marchaste. Sigiloso como la vida misma, como…

Madre aunque no esté

Querida mamá A ti, que te acaban de dar la terrible noticia… A ti, que escuchaste esa frase temible que nadie quiere escuchar. A ti, que quizás llevas algún tiempo transitando este camino, pero aun así no logras acostumbrarte. A ti, que te han llenado con explicaciones teológicas, científicas y otras, para tratar de explicarte…

Paula

Paula, si pudiéramos volver atrás te volveríamos a tener una y mil veces más, aunque sepamos el fatal desenlace de esta historia, no te cambiaríamos por nada del mundo. Soñamos con el día que te podamos volver a tener en nuestros brazos. No podremos verte crecer, ni discutir contigo, ni enseñarte a manejar la frustración…

El circo de los locos

¡Buenas tardes, damas y caballeros! ¡Les presento nada más y nada menos, el espectáculo del que nadie quiere ser parte y lamentablemente, muchos acaban siendo! Les invito a que pasen de este lado a conocer a los “Locos del circo de fenómenos”; pero no se asusten ni se preocupen, estamos todos enjaulados para su tranquilidad.…

Sábados de poesía

Si ayer te sentiste roto o entero. Si hoy estás feliz o triste. Si te entusiasma el mañana o le temes. Tienes el derecho a sentir todas y cada una de estas emociones. No eres melodramático. No eres auto-indulgente. No eres egoísta. Estas siendo real. Estas siendo humano. El dolor tiene que sacudirnos. La pérdida  nos…

El llanto se hizo melodía

Y entonces, el llanto se hizo melodía Cuando todo de a poco, a su orden volvía Comprendí que por siempre, tu ausencia dolería Pero no necesariamente, por ti lloraría. Poco a poco y en silencio, el llanto se hizo melodía Cuando entendí que en cada carcajada, tú por siempre vivirías, Cuando entendí que mi niño…