Lo que la gente cree.

A menudo la gente cree que, cada vez que escribo sobre mi hijo, es necesariamente porque tengo pena. En innumerables ocasiones en las cuales he compartido poemas o escritos inspirados por él, o una que otra fotografía, recibo comentarios como “ánimo, que él no quiere que estés triste”. No me malinterpreten, agradezco profundamente que alguien…

Ellas

Cuando llegan a casa, el final del día, tienen a todos sus hijos alrededor de la mesa. No falta ninguno. No hay sillas vacías, su casa no está llamativamente decorada con mariposas y estrellas. No hay altares paganos con velitas y ecografías o impresiones en tinta de las manitos y pies más pequeños que alguien…

Yo, Luna y Álex Ubago

Hay algo de lo que hablo poco. Quizás porque duele más. Quizás porque es un tabú más grande. Creo que porque me pone tan triste, que lo miro poco. La extraño mucho a Lunita, y la quiero infinito. Pero lo que más duele, quizás, es cuando me falta. Cuando me agarro, de repente, en un…

Vivir después de morir… #dueloconluz

Era tan bello, Tan frágil Tan mío, Yo tan suya, Tan de él, Tan pertenecidos… Vida imperfecta, Destino injusto ¿Por qué nos separó? ¿Que Dios del universo me lo arrebato? Trato de no pensar, de no recordar mi tragedia,  esta es mi historia, sé que no podré borrarlo, no quiero borrarlo. Lloro cada vez que me entra la…

Un día como hoy: 5 años.

Cuando estaba embarazada solía ponerme todos los días una crema con aroma a almendras sobre mi panza… como tanto, esa crema quedo a medio usar, asi que cuando Lu dejó de crecer decidí guardarla en su caja de recuerdos.   Durante estos años siempre que tuve un mal día o la extrañaba abría la caja…

Comparte: El tiempo de Dios es perfecto, la historia de Joshua.

Me llamo ALE ORTIZ, soy Paraguaya y tengo 19 años, vivo actualmente en Viena (Austria). Él es mi bebé JOSHUA, nació prematuro, por una cesárea planeada a las 29 semanas de vida el 31/05/2012. Nos enteramos a las 12 semanas que nuestro bebé tenía “Hydrops fetalis”. Pero, yo decidí no comentarle a nadie, porque no…