Hoy no quiero ser fuerte I Nuestras seguidoras comparten

Hace casi 8 meses que mi Danna se fue, casi 8 meses desde que mi nueva yo existe. No sé  como empezar a escribir este sentimiento tan incomprendido. Si, incomprendido hasta por mí misma, no puedo recordar en que parte de mi vida te enseñan la lección de ‘’tener que ser fuerte para todo’’, como…

La mujer invisible

Me sentía invisible. Me sentía olvidada. Y eso que estaba rodeada de gente. Tenía poco tiempo que me había pasado lo peor que puede pasarle a alguien; eso que no se le desea ni a tu peor enemigo, y sin embargo, a ninguna de esas personas parecía importarles ni un poco. ¿La gente es siempre…

Nunca es un buen día.

De verdad que nunca es un buen día cuando se trata de la muerte de nuestro hijo. Después de tres días de la pérdida de mi pequeño Elián, escuché las palabras más inhumanas e insoportables para mi dolor… Mi bebé falleció a los 6 meses de gestación, un 1ro. de noviembre. En mi país (México)…

Brazos vacíos

La salida del hospital, aún la recuerdo como si fuese ayer y no hace casi 6 años… El hall del hospital tenía el techo lleno de luces diminutas, imitando un cielo estrellado, hermosa ironía. Salí a la calle cogida del brazo de mi marido, dolorida y herida, con los brazos vacíos y el corazón roto,…

Amarga Copa

Por Perla Gaona Llegue a este mundo, un 21 de abril de 1983, no imagino la felicidad de mis padres al tenerme por fin balbuceando en sus brazos, tres años buscándome y al fin llegue a sus vidas, Dios me formo en el vientre de mi madre, me dio una misión y un propósito. Por…

Eres

Eres pluma, eres piel; eres aire, eres aliento; eres agua, eres sangre; eres vacío, eres plenitud. Suave pluma que acaricia mi alma, suave bebé en mis brazos, tan suave, bonito y frágil como una pluma, y a la vez tan fuerte, ellas permiten a las aves volar, tu fortaleza reside en tu recuerdo, en mi…

Hay leche. No hay niña.

Una pequeña parte de mí lo supo siempre. En realidad, cuando sucedió, sí fue una sorpresa para mí, con todas sus letras, pero algo me decía desde lo más profundo que ese embarazo no iba a tener un final feliz. Yo lo quería ignorar, porque creía que una madre siempre se preocupa y que era…

Mi lactancia de brazos vacíos

  Nunca en la vida me imagine que los bebés pudieran morir, pensaba que solo pasaba en  los tiempos de mis abuelas donde no había tanta preparación, o era más difícil contar con un médico calificado. Yo estaba embarazada por cuarta vez, esperaba mellizos y pensaba: en estos  tiempos ya no pasa eso… Luego rompí…