Año nuevo, siempre cerca

Este fue mi primer año nuevo sin mi hija. El año nuevo anterior, Lunita recién empezaba a convertirse en un manojo de pequeñas células.  Pequeñas y maravillosas células que yo empezaba a amar, de ahí a la eternidad. Este nuevo año empieza, y yo sin ella. Mi camino de puerperio y de duelo está trayendo…

No llores…

Esther Aguilo nos comparte… ¿Alguien ha pronunciado esta frase alguna vez? Es complicado no hacerlo, lo sé. Hay una fuerza mayor que nos impulsa a decir “no llores”. La hemos oído desde la infancia y, claro, se queda grabada en la mente y sale a la menor ocasión. Yo no me salvo, no os creáis.…

Llora a tu hijo aunque pasen los años.

Al principio es fácil llorar, las lágrimas salen sin avisar, al principio nada consuela, ni esas lágrimas; con el paso de los días las lágrimas te dejan cansada, con un sentimiento de vacío y silencio, y los ojos hinchados como los de un sapo, y los días siguen pasando y pasando y las lágrimas saliendo…

A veces la amargura tiene un corazón dulce

Creo que las lágrimas duelen más cuando se llora con amargura. La tristeza está a unos cuantos peldaños de la serenidad, mientras que en la amargura hay una mezcla de ira y miedo. Ira por lo que se está soportando, miedo a tener que resignarse. Mis lágrimas más amargas las derramé cuando al poco tiempo…