Carta a mi sobrino arcoíris

Emilito, mi Emilito querido, hace ya más de dos meses que llegaste a nuestras vidas para llenarlas de luz. Tu venida fue sorpresiva; ni tu mami sabía que ya habías decidido venir a este mundo a traernos esa paz y esa calma que tanto necesitábamos luego de la tormenta. Te asomaste calladito, y escogiste a…