Vuela

Hoy, como cualquier madre cuyo hijo abandona el nido para formar su propia familia, dejo que vueles. Sé que no vendrás jamás como yo anhelaría, sé que ya volaste años atrás pero no aceptaba tal verdad. Vuela porque hoy mi corazón lleno de sabiduría reconoce que aunque te deje volar estarás aquí dentro de mi alma…